aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 9 de enero de 2011

Redes 71: Electricidad para curar el cerebro, por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ




El cerebro tiene distintos circuitos que controlan diferentes funciones como el sexo, el gusto, el movimiento, etc... Nuestro cerebro funciona con electricidad, contiene entre 100 y 500 billones de conexiones sinápticas y circula una corriente de 130 micro voltios= 0,000130 V.


Para actuar sobre el cerebro se necesitan fármacos o electricidad. Antiguamente se utilizaba el electro-shock. En un electro-shock la electricidad varía entre 70 y 400 voltios, se empleaba con enfermos de esquizofrenia, su propósito es resetear el cerebro con la esperanza que funcione con normalidad. Esta técnica se perfeccionó con la estimulación cerebral profunda.


El objetivo de la estimulación cerebral profunda, una medicación personalizada para cada paciente actuando sobre una zona completa del cerebro. La estimulación cerebral profunda se realiza mediante electrodos que se insertan en el cerebro. La estimulación cerebral estimula en zonas concretas del cerebro y tiene efectos secundarios mínimos. Es una especie de espagueti que se coloca en el cerebro (un agujero en el cráneo) con anestesia y se coloca una especie de marcapasos con una batería, se hace con el paciente despierto pero anestesiado. Todas las regiones están controladas, pensamientos, movimiento. Tratan pacientes que han agotado todos los fármacos, parkinson, depresión, enfermedades psiquiátricas. En pacientes con depresión desactivan la parte de la tristeza cuando los fármacos no funcionan y se consiguen mejoras en el paciente. La estimulación cerebral profunda puede convertirse en algo normal de aquí a unos años.


Por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ, 1º Bachillerato


1 comentario:

J.F. dijo...

Desde los años 80 hasta la actualidad también se trabaja con campos magnéticos para tratar trastornos psicológicos. Se ha conseguido buenos resultado en el tratamiento de la depresión.

Un saludo