aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

jueves, 28 de octubre de 2010

Apadrina un filósofo: M. Heidegger, por MARCOS PEÑA


Mi filósofo elegido es Heidegger y lo he elegido ya que es el filósofo más importante del siglo XX a causa de sus contrastes culturales y políticos. Una de sus obras más importante es: Ser y Tiempo, esta obra fue publicada en 1927 y es muy importante ya que irrumpe en las filosofías basadas en las teorías del conocimiento, uno de los avances importantes es que Heidegger rompe con la teoría del objeto-sujeto que hasta la fecha todos los filósofos incluían en sus libros.

Lo original de la filosofía de Heidegger es que vuelve a poner la temática de la filosofía en el tema del “Ser” a partir de esto desarrolla nuevas preguntas como: ¿Por qué hay algo y no más bien nada? esta es una de las preguntas más difíciles que plantea este filósofo.

Pero no solo lo he elegido por las preguntas tan raras que proponía ni por los libros tan brillantes que escribía, sino por todas las facetas de las que disponía este hombre y una de las que más me gusta y me intriga es ser un filósofo y a la vez ser un nazi. Puede que haya gente que diga que no tiene nada que ver que sea filósofo y a la vez nazi pero para mí si, ya que si eres filosofo deberías reflexionar sobre el tema de la muerte y el asesinato y decidir sobre sus consecuencias pero nunca hacer tales acciones.


Por MARCOS PEÑA, 1º Batx

Video del robot más parecido a un humano del mundo




Si eso es un robot y los robots van haciendo eso... ¿No va quedando menos espacio para que "piensen" o al menos para que nos hagan pensar en en qué sentido puede decirse que lo hacen?

Fuente: Eliax.

PD: en el mismo blog, el autor nos sale con que 0,9999... = 1

La respuesta pinchando sobre la imagen, pero mírala bien antes de hacerlo.


miércoles, 27 de octubre de 2010

Redes 35: Ser feliz es cuestión de voluntad, por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ



De 3 a 6 años los niños empiezan a preocuparse por el futuro. Dependiendo de su autocontrol se dice si van a llegar más lejos en la vida o no, generalmente. depende de nosotros ver la botella medio llena o medio vacía, y de nuestro autocontrol para saber en cada momento que nos hace felices. Son más felices los que viven en pareja, en familia y no tienen apuros económicos. De los que son felices entre los distintos sexos: un 55,9% son mujeres y un 44,1 % son los hombres.Los más felices se encuentran de los 26 a 35 años. Los menos felices de 36 a 45 años. El 64% sin pareja son felices y un 36% poco felices sin pareja. El dinero, una vez que cubre la necesidad, cuanto mas tengamos no nos hace más felices, la clase media es la más feliz.

Es difícil ser feliz sin controlar los impulsos, pero a veces también hay que ser impulsivos. Para ser felices necesitamos:

-Búsqueda de placer
-Desarrollo de capacidad interior (para sobrellevar momentos difíciles y adaptarnos a ellos)
-Ponerse al servicio de algo que nos trascienda, algo que sea más importante que nosotros.
-Intentar automatizar las cosas para gastar menos energías que si las hiciésemos voluntariamente.

Por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ, 1º BATX

lunes, 25 de octubre de 2010

El último libro de Oliver Sacks - The Mind's Eye




Sobre O. Sacks aquí (engl).

Sobre su nuevo libro, The Mind’s Eye, aquí (engl).

Pensar con los pies, por IRENE GARCÍA

En este texto, el autor nos habla de lo poco cuidada que tenemos nuestra cabeza poniéndola en comparación con los pies. Estos tienen toda una industria pendiente de su cuidado, pero ¿y a la cabeza, qué nivel de importancia le damos? Y, ¿por qué?

La cabeza necesita, al igual que todo nuestro cuerpo, un cuidado. Este cuidado es mucho más inferior que el que se le da al resto de nuestro cuerpo. En el texto se compara con los pies y ejemplifica su gran industria y los numerosos tipos de calzado que hay para protegerlos, pero ¿por qué no existe la misma protección y cuidado para nuestra cabeza? Hay muchas respuestas para esa pregunta; nuestra cabeza necesita tiempo lo cual es difícil de tener en una sociedad con un ritmo tan elevado de actividad, estudios por vocación porque nuestra cabeza es el mecanismo mas complejo del mundo y los resultados son mayoritariamente a largo plazo, y dinero pero, ¿qué inversor apostaría por nuestra cabeza? Está claro que gracias ella los seres humanos podemos hacer maravillas como escribir poesía, pintar cuadros o construir grandes edificios pero por otro lado es un mecanismo demasiado defectuoso, la cabeza acaba perdiendo eficacia y no es un negocio inmediato.

El autor pone como remedio al descuido de la cabeza: la filosofía, porque es como el calzado para el pie, nos ayuda a pensar, a no oxidarnos y en mi opinión éste no es un texto donde el autor tenga una opinión subjetiva sino objetiva y real de esta situación, ya que le damos una importancia relativa a la cabeza seguramente porque es mucho más fácil cubrir las carencias humanas inmediatas que las de nuestra cabeza, que necesitan tiempo y esfuerzo, hábitos que hemos perdido en esta vida sedentaria; y sí, podemos decir que pensamos con los pies, si es que alguien aún se para a hacerlo.


Por IRENE GARCÍA, 1º BATX

domingo, 24 de octubre de 2010

martes, 19 de octubre de 2010

Pensar con los pies

(Qué bueno que alguien se animó a romper el hielo y comentar el artículo de Millás que trabajamos en clase. Así podemos aprender un@s de otr@s. Se vale hacer comentarios al comentario, en "comentarios".)


En el artículo realizado por el señor Juan José Millás se da a conocer una visión crítica a la vez de humorística de cómo se trata a la inteligencia actualmente. ¿Quién no habrá pensado alguna vez que la filosofía no vale para nada? Y por ese comentario no haya estudiado y actualmente se encuentre amargada. Deberíamos no intentar ser como los demás sino como nosotros somos, quién no dice que esa opción hubiera sido buena. Porque los humanos somos así nos gusta más pensar en el futuro que en el presente que es importante realmente, porque cómo va a saber una persona lo que es bueno si nunca lo ha probado o no se sirve de ejemplos para decirlo.


El autor del relato se basta de la simple metáfora pensar con los pies con la cual dice que no se suele pensar en lo que se hace. Porque siempre queremos sacar un provecho inmediato, ahora se puede pensar, ¿me estoy contradiciendo? Es verdad. Para algunas cosas, como cuidar unos simples pies somos rápidos, nos compramos unas zapatillas y basta, y en cambio para la cabeza todo lo contrario sabemos que la podemos hacer rendir al cien por cien y no hacemos nada. Mentira si que hacemos, llenarla de programas basuras. Fomentamos eso, si sabemos que es malo un programa porque lo miramos si no lo viéramos lo quitarían, únicamente viéndolos fomentamos el poco estudio, porque ¿cuantas personas famosas han estudiado? Ni la mitad. Tendríamos que empezar a fomentar más los estudios porque lo único que se crea son más famosos de Gran Hermano. Ayer salieron los datos de las personas que se presentaron y fueron más de las que hicieron el selectivo en España en junio de 2010.


Y es verdad, la cabeza no está nada valorada, se le da mucha más importancia a una simple parte del cuerpo que no sirve para nada, aparte de su función, que a la cabeza que es la encargada de que todo nuestro organismo funcione. Para qué sirve tener un cuerpo musculado si cuando seas mayor no te servirá de nada, ese tiempo debería usarse en muscular nuestro cerebro para que adquiera buena forma, aprendiendo nuevos conceptos; y es fácil, tan solo leyendo un libro o teniendo un debate nos ayudará a tener un juicio propio, amplios conocimientos y conceptos. La imagen a lo largo del tiempo se va, mientras que si tú aprendes aunque sean mínimos conceptos son aprendidos para siempre y es que no te acostarás sin saber una cosa más. Y, los culpables somos nosotros en preferir antes tener un novio/novia, a ser el mejor estudiando, aún no tenemos asimilado que se pueden tener las dos cosas. Y el estudio te durará para siempre, un novi@ nunca se sabe.


Pero no únicamente es la televisión la que pone esos trabajadores, piensa una canción, la que sea, que habla de un chico estudioso o de alguien enamorado, drogadicto, desamor... Es que parece que la gente solo quiera que pese más su pelo que su cerebro, increíble; hace años eran pocos los que podían estudiar... ahora que podemos yo no se como aún no lo hemos aprovechado, es más, ahora los raros son los que estudian, porque insultos para los estudiosos hay, pero ¿por qué no para los que no lo hacen? Gracias a esa personas el mundo sigue existiendo, han inventado curas, medicamentos, construcciones... pero si es que ya se sabe, el que ríe último ríe mejor.