aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

jueves, 21 de enero de 2010

El resplandor (Dir. S. Kubrik 1980), por CRISTINA MONTIANO


La película

Jack Torrance (Jack Nicholson) acepta el puesto de vigilante del hotel Overlook durante los meses de invierno en los que está cerrado. Se traslada con su mujer Wendy y su hijo pequeño, Danny. Durante la entrevista, el director del hotel advierte a Jack de la dura sensación de aislamiento que sentirán, pues con las tormentas el hotel queda incomunicado, pero Jack dice que es justo lo que necesita ya que está escribiendo una novela. También le habla de una tragedia ocurrida 10 años atrás: el anterior vigilante mató a su mujer y a sus dos hijas, y después se suicidó. Según él, le afectó un trastorno claustrofóbico que se produce cuando la gente está encerrada en grupo durante mucho tiempo, llamado cabin fever (fiebre en la cabaña). Además el hotel está construido sobre un antiguo cementerio indio.

Al parecer Danny tiene lo que el Sr. Halloran, el jefe de cocina, llama “el resplandor”, una serie de habilidades especiales que le permiten comunicarse si hablar o ver el pasado. Le advierte de que no entre en la habitación 237.

Pasa un mes y todo parece ir bien. Danny explora el hotel y tiene visiones de las niñas asesinadas y de habitaciones llenas de sangre. Jack también empieza a sufrir los efectos del cabin fever, cada vez está más arisco, tiene alucinaciones y pesadillas que le incitan a asesinar a su familia, escribe sin para la misma frase. Wendy quiere marcharse del hotel y Jack está cada vez más enfadado; ella lo encierra en la despensa pero él logra salir (se supone que con ayuda del fantasma del antiguo vigilante). Jack se dispone a matar a su familia con un hacha. Acorrala a Wendy pero sale porque oye un ruido.

Mientras tanto, el Sr. Halloran ha llegado al hotel porque, gracias a su resplandor, presiente el peligro que corre la familia Torrance. Jack le mata y persigue a su hijo hasta el laberinto. Danny y Wendy, que recorriendo el hotel también ha sufrido varias alucinaciones logran escapar de Jack y huyen del hotel. Jack se queda en el laberinto y parece ser que muere congelado.

La película se rodó en el 1980, por Stanley Kubrick. Está adaptada de la novela de Stephen King del mismo título. Está considerada una de las mejores películas de terror estadounidense.

A mí me ha gustado mucho la película, sobre todo los actores que interpretan a Jack y Wendy Torrance, pues es complicado hacer que los espectadores se metan dentro de la película, que sientan miedo de Jack o se impresionen como lo hace Wendy. En general recomendaría la película. Además es muy interesante el uso de la cámara, pues transmite la sensación de movimiento.

EL TRASTORNO ESQUIZOFRENIFORME

Lo más probable es que Jack desarrolle el llamado trastorno esquizofreniforme, inducido por la soledad y el aislamiento. Aunque tampoco hay que pasar por alto las fuerzas sobrenaturales que afectan al hotel y sus inquilinos.

El trastorno esquizofreniforme tiene síntomas de criterio A de la esquizofrenia, como alucinaciones, discurso desorganizado, delirios y demás síntomas negativos. La causa que provoca este trastorno es desconocida pero es más común en personas con familiares que padecen esquizofrenia o trastorno bipolar. Muchas de estas personas son diagnosticadas como esquizofrénicos y el tratamiento que reciben es el mismo. La principal diferencia entre la esquizofrenia y el trastorno esquizofreniforme es que este último dura solo entre 1 y 6 meses.

Por CRISTINA MONTIANO, 1º Batx.

martes, 19 de enero de 2010

El trastorno afectivo bipolar (TAB), por VERÓNICA GÓMEZ

El trastorno afectivo bipolar (TAB), conocido popularmente como trastorno bipolar y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva, es un trastorno del estado de ánimo.

El afectado oscila entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta enfermedad , atravesando períodos repetitivos de depresión. (fases depresivas) que se alternan con temporadas de gran euforia (fases maníacas)llamadas “episodios maníacos”, .

El origen del trastorno es del todo orgánico, uno de los problemas implicados es el mal aprovechamiento de los neurotransmisores cerebrales (serotonina y dopamina). Se comprueba la organicidad por la existencia de patrones genéticos de herencia.
Hay dos tipos de factores: Esta el factor genético: Se considera que el trastorno bipolar es de origen familiar como lo demuestran numerosos estudios El factor ambiental: Los pacientes bipolares son más vulnerables al estrés ambiental tanto físico (falta de sueño, cambios estacionales, endocrinos (puerperio), exceso de actividad, consumo de estimulantes…) como emocional (conflictos familiares, problemas laborales…) y pueden precipitar recaídas tanto maníacas como depresivas. Clasificación de los trastornos bipolares (Según los episodios de exaltación sean "maníacos" o "hipomaníacos"): · Trastorno afectivo bipolar tipo I, con episodios depresivos y maníacos. · Trastorno afectivo bipolar tipo II, con episodios depresivos e hipomaníacos. · Episodios afectivos mixtos (con síntomas maníacos y depresivos al mismo tiempo) · Pacientes cicladores rápidos, con al menos cuatro repeticiones al año. · El trastorno ciclotímico o ciclotimia El paciente ciclotímico sufre períodos de síntomas hipomaníacos y depresivos sin la suficiente gravedad para poder etiquetarlos de episodios hipomaníaco o depresivo. · Manía orgánica (debida a enfermedad médica y uso de sustancias)

Las características más importantes del trastorno afectivo bipolar son las siguientes: l Es un trastorno orgánico (no psicológico) que depende de alteraciones biológicas del cerebro. l Es un trastorno crónico. La persona que haya tenido un episodio de manía o de hipomanía, aunque haya sido solamente uno, debe tener precauciones toda su vida para que no se repitan estos episodios. l Requiere tratamiento biológico con medicamentos que regulan el funcionamiento de los neurotransmisores cerebrales. El tratamiento debe ser crónico, a temporadas muy largas, o de por vida en aquellos casos con tendencia a las recaídas constantes.


Ejemplos

-Yo, yo mismo e Irene

-Psicosis -DE LA EUFORIA A LA TRISTEZA: EL TRASTORNO BIPOLAR: COMO CONOCERLO Y TRATARLO PARA MEJORAR LA VIDA de Francesc Colom y Eduard Vieta

-EL TRASTORNO BIPOLAR de Eduard Vieta.

-Te amaré hasta que te mate -El asesinato bipolar

Por VERÓNICA GÓMEZ, 1º Batx

domingo, 17 de enero de 2010

El autismo, por MINERVA GÓMEZ


El autismo es un trastorno en el desarrollo del cerebro que aparece durante los tres primeros años de vida y es más común en hombres que en mujeres. Presenta un conjunto de signos y síntomas que afectan el desarrollo del niño.

En el primer año de vida es muy difícil de identificar, aunque los padres ya empiezan a observar conductas extrañas en el niño, como por ejemplo: el bebé puede estar horas en la cuna sin reclamar atención, no responde a los brazos de la madre ni reconoce su rostro, no sonríe a los padres y a menudo llora sin causa aparente.

Después del primer año el niño autista presenta alteraciones en tres áreas:

  • Comunicación. Hay incapacidad para comunicarse, los niños autistas están sumergidos en su propio mundo; la mitad de ellos no tienen lenguaje verbal; las respuestas de los sentidos se ven alteradas, por ejemplo: a una persona autista puede molestarle un ruido que para una persona no autista pasa desapercibido. La molestia extrema puede llevarle a la agresividad.

    En la comunicación verbal predomina la articulación de frases interrogativas, repite mecánicamente palabras y frases sin tener en cuenta el contexto ni el sentido. Si un niño autista dice: “¿Quieres pastel?”, la entonación y la mímica nos permite saber a quién va dirigida la pregunta. La inversión del pronombre, utilizar “tú” cuando debería decir “yo”, indica anomalías en la comprensión del lenguaje.

  • Comportamiento. Las conductas de estos niños son involuntarias y se caracterizan por balancearse, girar, saltar repetidamente, mover las manos y los dedos delante de los ojos, aletear o aplaudir, mostrando así su excitación emocional.

    Golpea objetos y superficies, prefiere utilizar objetos con movimiento, rechaza la ropa nueva, come alimentos determinados y blandos, reacciona de manera negativa cuando se modifica su rutina (cambios de muebles, rutas u horarios). Se interesa por objetos que pueda controlar: interruptores, grifos y aparatos eléctricos.

  • Relaciones sociales. Estos niños prefieren estar solos, se relacionan mejor con los objetos que con las personas y no pueden compartir sus emociones con los demás. Sólo tolera el contacto físico en momentos puntuales. En pocas ocasiones mira a los ojos.

En cuanto a las causas, se sabe que es un trastorno del Sistema Nervioso Central, pero se desconoce cuál es la causa. Hay distintas hipótesis sobre ésta: por problemas de malformación de algunas estructuras del cerebro, por infecciones virales padecidas por la madre durante el embarazo, por problemas bioquímicos en el organismo del niño o por factores hereditarios.

Las últimas investigaciones muestran que un 25 % de los niños muy prematuros tienen una probabilidad muy alta de ser autistas.

No existe ninguna prueba de laboratorio para detectar el autismo. Con frecuencia se diagnostica cuando los padres refieren al médico las conductas extrañas de las que ya hemos hablado.

El autismo es un trastorno que dura toda la vida, pero existen varios tratamientos como la terapia para modificar la conducta y el lenguaje. También existen medicamentos que pueden disminuir la agresividad o la falta de sueño.

Como conclusión, diría que el autismo es un trastorno muy grave, difícil de diagnosticar y curar, quizá porque el cerebro sigue siendo el gran desconocido de la ciencia.


BIBLIOGRAFÍA: Enciclopedia Salvat de la Salud, www.autismo.org


Por MINERVA GÓMEZ, 1º Batx.

miércoles, 13 de enero de 2010

Clase de inglés


Esta trascripción, aunque parezca exagerada, es verídica y exacta. Esto es una clase con 1º ESO (11/12 años) un jueves a 5º hora. Sólo es un ejemplo.
Los nombres de los alumnos son ficticios para que su ignorancia quede en la intimidad de la clase.


Yo: Bueno chicos, hoy vamos a estudiar el vocabulario de las comidas en inglés: copiad estas 5 categorías (las escribo en la pizarra) y escribís en cada columna todas las palabras que os sepáis.
Amanda: ¿En inglés?
Yo: Sí, mejor que en Ruso, en inglés.
Luis. Profe, ¿cuántas categorías?
Yo: 5. Las que hay en la pizarra.
Luis: A mi no me caben.
Yo: Pues prueba a poner la hoja apaisada
Luis: ¿qué significa apaisada?
Yo: Horizontal, o sea: así (lo demuestro)
Juan: ¿qué título ponemos?
Yo: Prueba con “Food”, que es el que he escrito en la pizarra.
Fran: ¿puedo hacerlo a lápiz?
Yo: No, no puedes. Ya sabes que en el cuaderno sólo se escribe con bolígrafo.
Jessika:¿Cómo se dice pepino?
Yo: He dicho que escribáis el vocabulario que sepáis vosotros. No el que sepa yo.
Noel: ¿El huevo es una verdura?
Yo: No, no es una verdura
Federico: ¿qué título ponemos?
Yo: Lo he dicho ya dos veces.
Amanda: ¿Se puede poner “rechicken”?
Yo. No, porque repollo no se dice así en inglés (risas generalizadas)
Nieves : ¿Cómo se dice calamar?
Yo: He dicho que escribáis el vocabulario que sepáis vosotros. No el que sepa yo.
Jesús : ¿Hay que escribirlo en el cuaderno?
Yo: Pues a no ser que quieras escribirlo en la mesa...
Ricardo: Profe, ¿Pero, qué hay que hacer?
Yo: ¿Pero tú te has lavado las orejas esta mañana?
Nieves : ¿Puedo poner zumo en la categoría de postres?
Yo: Mejor ponlo en la de líquidos.
Fran: ¿Puedo poner pollo en la categoría de postres?
Yo: En este continente, no.


......................................
10 minutos después


Yo: bueno, ahora vamos a empezar. Levantáis la mano y vais diciendo palabras; yo las escribo en el encerado. Empezamos con las verduras.
(Levantan la mano 10 alumnos y todos gritan a la vez distintas verduras)
Brócoli!
Carrots!
Salad!
Pepination!
Eggs!
Yo: he dicho que los huevos no son una verdura. Y por favor, levantad la mano y esperad a que yo os nombre para decir la palabra porque no tengo 10 orejas para entenderos a todos al mismo tiempo. ¡Arturo, no le pases notitas a María que se las leo al resto de la clase!
Arturo: ¿con cual empezamos?
Yo: con las verduras. Empieza tú, Marisol.
Marisol. Es que se me ha olvidado el cuaderno en casa.
Yo: ¿Y qué llevas haciendo estos 15 minutos, criatura? A ver, hazlo tú, Pepe.
Pepe: ¿quién, yo?
Yo: Eres el único Pepe que hay en la clase, así que vas a ser tú.
Pepe: Orange
Yo: La naranja me la pones en frutas, por favor.
Juan: Profe, el otro día oí un chiste verde, ¿puedo contarlo?
Yo: Pues aunque haya verduras de por medio, no, no puedes contarlo.
María: ¿Esto cae en el examen?
Yo: Bueno, puede que tengáis suerte y para entonces esté recuperándome de esta clase en un sanatorio mental, y entonces no habrá examen.
Todos: BIEEEEEN!


¡Y luego dicen que tenemos demasiadas vacaciones! yo os aseguro que con cuatro de estas clases al día alguno ya estaría pensando si tirarse al tren o hacerse el harakiri.




Lo mandó Blanca Muñoz, gracias.
Hoy algunos de tus ex-alumnos me hablaban muy bien de ti.
Que te vaya bonito, b7s