aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 18 de abril de 2011

¿Por qué ser cortés?, por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ

Silencio, de repente todo se vuelve silencio, me tumbo en el césped del parque, solitario. Hace un día bastante agradable y de repente, con la brisa del aire y el choque de los soplidos del fino viento contra el verde jardín, empiezan a fluir las ideas. De repente me viene una muy concreta; la cortesía, y empiezo a recordar lo que me decía mi madre. Yo le preguntaba, mamá, ¿qué es ser cortés?

Ella me contestaba que ser cortés era ser educado, tener una serie de comportamientos hacia los demás de buena fe, de altruismo, de ayudar a los demás, aunque sea un desconocido que tenga un apuro, por ejemplo para cargar una caja hasta la puerta de su casa, el simple hecho de ayudar y, sobre todo, siempre me decía que ser cortés normalmente se aplicaba a las mujeres, supongo que por tradición. Me viene a la cabeza la típica frase de “las damas primero”, cuando pensaba esa frase directamente me venía la palabra cortesía.

Sin embargo, después de tanto tiempo desde aquel niño que preguntaba todo, me doy cuenta que la cortesía es un término mucho más amplio, no es solo tener un buen comportamiento con nuestros semejantes, sino también tener un comportamiento adecuado contigo mismo, aunque esto me gustaría matizarlo un poco.

¿Qué quiero decir con tener un comportamiento adecuado contigo mismo? Una cosa que me llama la atención es que en algunos libros pone que decir tacos es ser descortés, yo creo que esto no es del todo así, ¿Por qué? Pues porque a un amigo le puedes decir por ejemplo “eres un tío de puta madre” con perdón de la expresión y no estás siendo descortés. Eso sí, el vocabulario utilizado sí que es se podría decir un poco tosco, quizá no quede demasiado bien, pero todos los tacos no son descorteses.

Por último, ceder el paso a los demás me parece muy correcto, pero hasta el punto de controlar cuando vas por la calle de ir por la derecha y ceder el paso a la derecha como si estuvieras circulando me parece exagerado, solamente cediendo el paso a los demás y respetando eso es bastante, si medio mundo fuera así simplemente, el mundo sería un lugar mejor. Estamos en un mundo en el que se mueve el ser irrespetuoso, la avaricia, el ánimo de lucro… Sería muchísimo mejor ser cortés y todo funcionaría mejor.

Empieza a sonar gente caminando, ¡pensando me he quedado dormido! El niño en mi interior que tanto preguntaba ya no tiene más preguntas que hacer. Mi madre tenía razón, pero ser cortés es mucho más amplio de lo que parece. Por fin me levanto del césped, y empiezo a caminar cediéndole el paso a una bicicleta.


Por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ, 1º Batx

No hay comentarios: