aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 2 de mayo de 2011

¿Quién manda aquí?, por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ

Es viernes por la tarde, después de una tarde ajetreada, por fin tengo tiempo para descansar. Enciendo la tele, más de lo mismo, políticos hablando y hablando y tirándose los trastos unos a otros. Cambio de canal, en este sale un programa de la prensa del corazón y el presentador mandando callar, moderando y dirigiendo el debate del programa. Me he cansado en 5 minutos de ver la televisión, así que la apago y empiezo a pensar y reflexionar sobre lo que he visto y comienzo por el principio, los primeros humanos.

Y empiezo a recordar esas clases que eran de historia, pero de la antigua historia, en la que nuestros antepasados se reunían en grandes tribus, grandes grupos de gente en la que había un líder, el que mandaba, el que dirigía, el que buscaba la mejor opción para su “clan”. Entonces me viene a la cabeza la política, pero, ¿Qué pasa con la política?

Actualmente, como ya pasó antes de la primera guerra mundial, la gente esta perdiendo la confianza en los políticos y en su “política”, ¿Por qué?.

Pues porque como ya he dicho antes el político es el líder del clan, es el que tiene que velar por nuestros intereses, pero por desgracia eso no está ocurriendo, tanto en la derecha como en la izquierda. El problema es que conforme nos hemos ido civilizando, los humanos nos hemos ido distanciando los unos de los otros, nos hemos convertido en gente egoísta, que solo busca lo que más nos interesa, aunque realmente ese egoísmo en parte lo llevamos por instinto.

La gente está perdiendo la esperanza en la política porque ellos, nuestros “líderes” se están acusando unos a otros pero todos se están llevando el dinero del estado, y no en pocas cantidades. La gente no sabe a quien votar, no saben si votar porque solo ven corrupción. Entonces, ¿Qué es un buen líder, quien es el que debería mandar aquí?

Para mí un líder no puede tener ideología fija, tiene que ser imparcial, tiene que ser alguien que vele por los intereses de la gran mayoría, es decir que realmente apoye y ayude al que más lo necesita, y el que esté bien no dejarlo de la mano de dios sino intentar ayudarle y hacerle una forma de ver que mejore la calidad de vida de los demás y la suya propia. Mi consejo para conseguir alguien así es votar en blanco, solo así conseguiremos dar un cambio radical en la política y que todo funcione mucho mejor.

Pufff…. Me he tirado dos horas pensando y no me he dado cuenta! Me voy a ver un capítulo de los Simpson, que por lo menos, ellos no son egoístas.


Por MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ, 1º Bach.

No hay comentarios: