aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 9 de febrero de 2014

Descartes, Discurso del Método, Parte 4ª





6 comentarios:

Oscar Fernández dijo...

Al primer texto de la segunda página -que comienza "[6] Pero... "- le sobra la última frase: "Y me parece que quienes quieren usar su imaginación para comprender esas ideas hacen".
Así, el final del texto es: "...no han estado jamás."
Perdón, un despiste.

Oscar Fernández dijo...

Otro despiste (si esto de hacer las cosas en domingo...): El último de la segunda hoja es el mismo que los dos primeros de la tercera. Mejor hacerlos separados, que son temas distintos.
Sorry again!

Irene Almenar dijo...

(página 1 primer texto "no sé si debo hablaros de las primeras (...) enteramente indudable."
Óscar, empezamos bien...No sé al sitio que se refiere con "meditaciones que hice allí" ¿dónde?

En la segunda línea, el autor se refiere al comienzo de la construcción de la duda metódica ya que desde un principio se había dedicado a las matemáticas y resultan difíciles y aburridas para mucha gente. Seguidamente, Descartes defiende su metodologia y por ello hablará de ella.
óscar paso a otro....

Oscar Fernández dijo...

Irene,
se refiere al párrafo anterior, a la situación en la que se encontraba.

Belén Rodríguez dijo...

(Texto 2)

De la línea 1 hasta la línea 5 Descartes dice que tanto el mundo como su propio cuerpo podrían no existir, este concepto lo formula en una de las dudas que componen la duda metódica, concretamente la segunda : " La dificultad de distinguir la vigilia del sueño.

En esta afirma que no solo se tiene que dudar de todo lo que percibimos sino también de la existencia de ello, incluyendo así al mundo y al cuerpo. El hecho de dudar de ellos hacía que no fueran verdad.

Pero en cambio, Descartes dice que él si que existe, ya que define al ser humano como sustancia pensante, sin ningún tipo de relación con el cuerpo, por lo tanto esto hacía que estuviera seguro de sus existencia.

De la línea 5 hasta la 8 Descartes dice que el hecho de que dejará de pensar dejaría de existir, ya que para Descartes la existencia del ser humano en sí, se basa en la presencia de esas sustancia pensante poseedora de toda verdad y certeza.

De la línea 8 hasta la 10 Descartes cuenta que la función principal de la sustancia pensante, es únicamente pensar, y que como bien la describe, lo que caracteriza a a una sustancia, es que no depende de otra cosa para existir

De la línea 10 hasta la 13 Descartes hace referencia al dualismo alma-cuerpo, afirmando así la independencia del alma sobre el cuerpo.
Diciendo que aunque el cuerpo dejara de existir el alma seguiría existiendo, ya que posee la verdad, y la seguridad de su existencia.

Belén Rodríguez

Oscar Fernández dijo...

Belén (texto 2):

Una cosa que no me acordé de decirte en los otros comentarios y que es muy importante. No se trata sólo de leer las partes, sino que hay que darle también un sentido al texto: ¿dice algo el texto? Has de tratar de comprenderlo también como una unidad.

De 5 a 8: por el hecho de que deje de pensar no deja de existir, sino que deja de tener certeza de ello. Recuerda que la preocupación de Descartes es la certeza. Si pienso, existo; si no pienso... ya veremos.

Fíjate en esa falta de noción de conjunto de las partes. Tú has de darle sentido al conjunto, para lo que has hecho muy bien el ver de qué tratan las partes. Relaciónalo con lo que sabes, sin demasiado rollo pero con precisión.