aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 13 de enero de 2008

La justicia y los fines de la política (junio 1996), por Anna Roca


La política se ocupa del gobierno de la ciudad y es por esto que, para el buen funcionamiento de la misma, tiene como finalidad principal obrar con justicia. Es decir, la política, en la filosofía platónica, ha de tratar de gobernar la polis justamente. Platón recurre a la filosofía precisamente para conseguir este fin: crear un estado que esté gobernado de manera justa. La muerte de su maestro Sócrates, condenado injustamente por el nuevo régimen imperante en Atenas, la democracia; así como el fracaso de la anterior oligarquía bajo el gobierno de los Treinta tiranos son factores determinantes. De manera que Platón decide buscar una nueva forma de gobierno en la que no se cometan injusticias en la que los ciudadanos puedan vivir felizmente.

Pero, ¿qué es la Justicia para Platón? El aspecto sobre el cual se basa prácticamente toda su filosofía es la Teoría de las Ideas. Ésta consiste en afirmar la existencia de unas realidades que son inmateriales, eternas, inmutables y conceptuales, son lo único que realmente existe. Pues bien, la Justicia es una de estas Ideas. Para ilustrar mejor su concepción de la realidad, el propio filósofo se sirvió de un mito: el Mito de la caverna.

En este mito el autor nos presenta dos mundos bien distintos: el interior de la caverna, lleno de sombras, y el mundo de arriba, donde se encuentran las cosas que dichas sombras copian. En la caverna se encuentran encerrados unos prisioneros que tan solo pueden ver las sombras hasta que uno de ellos es liberado y asciende al mundo de arriba donde puede observar las cosas que allí se encuentran. Cuando este prisionero regresa a la caverna su función es guiar al resto, puesto que él ha podido ver los objetos que las sombras representan y es el más capacitado para esta función.

En el mito, el mundo de arriba representa el Mundo de las Ideas, las esencias de todas las cosas que se están en el Mundo sensible, simbolizado por la caverna. Estas cosas existen en tanto que participan de las Ideas, es decir, existen porque copian a las Ideas. Pero como copias que son, son imperfectas y es por esto que no podremos obtener ningún conocimiento de ellas, sino tan solo de lo que representan, esto es, las Ideas. Como hemos dicho, la finalidad de la política es gobernar con justicia y para esto es necesario conocer lo que es la justicia en sí, es decir, la Idea de Justicia. Esto se debe a que, según el intelectualismo moral, que Platón heredó de Sócrates, si se conoce el Bien o la Justicia se actuará bien y justamente. De esto se concluye que, para gobernar correctamente la polis, el gobernante deberá conocer las Ideas. Pero ¿quién será este gobernante? Y ¿cómo conseguirá llegar a conocer las Ideas?

Platón nos presenta una aristocracia en la figura del filósofo, ya que es el único que puede llegar al conocimiento de las Ideas, por lo que tiene el deber de hacerse cargo del gobierno de la ciudad. Pero antes de llegar a ser filósofo y estar preparado para alcanzar el conocimiento de las Ideas, debe pasar por un largo y costoso proceso de educación, representado en el mito por una escarpada subida que comunica la caverna con el exterior. En este proceso, el futuro filósofo-gobernante, deberá dejar de lado todo lo material, aquello de lo que solo podemos tener opiniones. Para ello, deberá dominar el alma sobre el cuerpo, que es su cárcel puesto que la arrastra hacia los apetitos y deseos materiales impidiéndole alcanzar el conocimiento de lo verdadero. No obstante, no todos los ciudadanos tienen predisposición para conseguir este dominio del alma, sino sólo aquellos que tengan las mejores naturalezas, es decir, aquellos en los que la parte irascible del alma domine a la apetitiva, ya que les será más fácil luego desarrollar la parte racional. Ésta es la parte del alma que les ayudará a alcanzar las Ideas.

En el proceso educativo, Platón elige las enseñanzas que serán aptas para ayudar al futuro filósofo a dejar lo material y ascender al Mundo de las Ideas. Para este fin designa en primer lugar a las cinco enseñanzas matemáticas puesto que ayudarán al educado a pensar de una manera más abstracta y racional. Esta importancia que Platón da a las matemáticas se debe a la influencia pitagórica que tuvo. No obstante, ésta no es la ciencia que conducirá directamente a las Ideas, sino que tan solo son unas enseñanzas propedéuticas, un preámbulo a la verdadera ciencia de las Ideas, la Dialéctica. Ésta constituye la última etapa de la formación del filósofo-gobernante y se puede entender también como la propia filosofía. Gracias a la Dialéctica, el educado podrá conocer, mediante la formulación y refutación e hipótesis, una por una las Ideas hasta llegar a la Idea suprema de Bien. Será entonces y solo entonces cuando el ya filósofo estará preparado para gobernar la ciudad. Por lo que deberá descender de ese mundo perfecto que es el de las Ideas para ocuparse de los asuntos humanos, es decir, del gobierno de la polis.

De esta manera, cuando el filósofo conozca la Idea de Justicia, podrá gobernar justamente su vida y por extensión la ciudad. Así, en una ciudad justa, los ciudadanos podrán desarrollar cada uno su virtud característica, dependiendo de la naturaleza de su alma, y podrán ser felices, generando una polis armónica. Y estos son los fines de la política para Platón.

Anna Roca


-> Muy bueno. Denso, estructurado, completo. Cada párrafo sabe lo que quiere decir. En ningún momento del texto baja la guardia ni le sobra nada. Leedlo un par de veces. Elegante también el guiño del final.
¡Descartes, vamos a por ti!

5 comentarios:

Christian dijo...

Me quito el sombrero. ole ole y ole XD. Solo puedo hacer un comentario negativo sobre la redacción: TODO ES RELATIVO!XD.

Muy buena ;)

Oscar Fernández dijo...

¿Es eso a lo que te referías con un comentario hecho annamente?

Christian dijo...

No confundamos términos. Que algo este hecho annamente significa que esta hecho mal.
Este comentario por otro lado, la casi perfección de esta redacción se ajusta más al significado de christianmente xD.

Aora enserio, muy buena redacción ;)

Anónimo dijo...

Anna:

Bueno bueno bueno...no me puedo creer lo que ven mis ojos (alomejor es que me engañan xD aunqe creeré que no..) christian ha reconocido que he conseguido hacer algo annamente y bien...xD

Graciassss christian!! me alegro de que haya conseguido hacer algo que pese a que todo es relativo, parece estar bien xDD

Hastaa luegoo!

Anónimo dijo...

y esto esta bien?? XD