aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 28 de enero de 2008

El mito de la caverna y la teoría de las ideas, por Anna Roca

El aspecto fundamental de la filosofía platónica es la Teoría de las Ideas, que afirma la existencia de unas realidades inmateriales, inmutables y ternas que son las esencias de todas las osas materiales, lo que verdaderamente existe. Con el fin de explicar esta concepción de la realidad, Platón recurre a un mito: el Mito de la caverna.

En el Mito de la caverna, el filósofo nos presenta el interior oscuro y lleno de sombras de una caverna. Allí se encuentran unos prisioneros, atados, que tan solo ven las sombras que se forman en la pared delate de ellos. Estas sombras las producen los objetos que hay detrás de ellos y se forman gracias a un fuego que hay dentro de la caverna. Los prisioneros pasan los días tratando de distinguir las sombras y rivalizando para ser el que mejor las distingue. Un día, uno de ellos es liberado y se encamina a la salida de la caverna, para lo cual ha de superar una “áspera y escarpada subida”.

Cuando ya la ha superado, consigue salir al Mundo de arriba, el Mundo exterior. En él, hay tanta luz que sus ojos apenas pueden ver nada, pero poco a poco se van adaptando. En primer lugar puede ver los reflejos que forman en el agua los objetos que están allí fuera. Después puede mirar a los objetos en sí y por último consigue mirar hacia la fuente de toda la luz que en un principio lo había deslumbrado, el Sol. Tras haber visto todo esto, se encamina de vuelta a la caverna. Una vez allí, les habla a los prisioneros de todo aquello que arriba había visto, que no era otra cosa que los objetos que las sombras de la caverna representan. Pero ante la incredulidad de sus compañeros, su tarea consistirá ahora en convencerlos de que es el más apto y de que, por lo tanto, el que los deberá guiar en su distinción de las sombras.

Mediante este mito, Platón representa toda su filosofía. En primer lugar, la separación en dos mundos corresponde a la distinción que hace entre Mundo sensible y Mundo inteligible. El primero, representado por la caverna, es el mundo de las cosas sensibles, imperfectas y cambiantes. El segundo, es el Mundo de las Ideas, representado por el Mundo de arriba. Las cosas que el prisionero observa en el Mundo de arriba son las Ideas, a las cuales copian las cosas materiales. De esta manera, existirán grados de realidad, de modo que las cosas serían menos reales que las Ideas, que son el máximo de realidad.

Esto es explicado por el filósofo en otro mito, el Símil de la línea, que presenta los diferentes grados de realidad y de conocimiento y relaciona a ambos.
Los diferentes grados de conocimiento venían representados en el mito de la caverna en el hecho de que, los prisioneros tan solo podían observar las sombras. Luego, el que es liberado y asciende al mundo exterior, va viendo as cosas poco a poco, hasta que ve el Sol, que representa la Idea de Bien, Idea suprema para Platón.

Así, retomando el Símil de la línea, en el menor grado de realidad, se encuentran las imágenes, que son reflejos de las cosas, sombras, les corresponde el grado más bajo de conocimiento, la imaginación. A continuación encontramos a las cosas materiales y los seres naturales, que existen en tanto que participan de las Ideas, es decir, en tanto que las imitan. Esta “parte de Idea” que hay en las cosas, que las hace existir, es representada por el fuego, en el Mito de la caverna. A las cosas les corresponde el grado epistemológico de la creencia. Cosas e imágenes formarían el Mundo sensible y creencia e imaginación, la opinión.

En cuanto al Mundo inteligible, le corresponde el conocimiento científico. En este mundo se encuentran los objetos matemáticos, que son abstractos pero copian a las Ideas, por lo que les corresponde el grado del pensamiento. Por último en la cima de la realidad, tenemos a las Ideas y su grado de conocimiento, el único que es verdadero, la inteligencia.

Por lo tanto, para obtener conocimiento se deben conocer las Ideas, pero ¿quién puede conocer las esencias? Aquél que en el mito de la caverna era liberado. Éste es para Platón el filósofo. Pero para llegar a ser filósofo se debe pasar por un largo proceso de educación, en el cual se debe dejar de lado todo lo material, de lo que hemos dicho que no se puede obtener conocimiento, para poder alcanzar las Ideas.

Con este fin, Platón designa las enseñanzas que serán aptas para la educación del filósofo. Primero se debe educar en el arte de la guerra para poder tener nociones militares. Luego debe ocuparse de las cinco enseñanzas matemáticas: aritmética, geometría plana, geometría de volúmenes, astronomía y armonía. Estas enseñanzas le ayudarán a pensar de manera abstracta y racional. No obstante, no son la etapa que culmina la educación, sino que son unas enseñanzas propedéuticas, un preámbulo indispensable para la verdadera ciencia de las Ideas, la Dialéctica. Ésta es la auténtica ciencia, la que llevará al filósofo al conocimiento de las Ideas, una por una, hasta llegar a la Idea de Bien.

Es entonces, una vez el prisionero liberado ha conseguido ver el Sol, cuando debe regresar a la caverna. Es decir, una vez el filósofo ha conocido la Idea de Bien, debe dejar el Mundo inteligible para ocuparse de los asuntos humanos. Esto se debe a que es el más capacitado para ello, puesto que ha conocido las Ideas, el modelo eterno que las cosas del Mundo sensible imitan imperfectamente. Por esto, puede comprender mejor los asuntos humanos. De este modo, deberá gobernar la ciudad y lo hará de manera justa, pues conoce la Idea de Justicia. Y si se conoce la Idea de Justicia, se obrará justamente. Esto es el intelectualismo moral, que Platón hereda de su maestro Sócrates, que identifica virtud con conocimiento.

Con la teoría del filósofo gobernante, Platón imagina un Estado Ideal en el cual los ciudadanos podrán desarrollar sus virtudes y ser felices, construyendo a su vez un Estado justo y armónico. De esta manera se evitará que se cometan injusticias, como la muerte de Sócrates y los estados estarán, al fin, bien gobernados, mediante este sistema de aristocracia de los mejores.

Anna Roca


-> Ahora que nos vamos a Descartes dejar un buen texto de Platón. Lo malo del texto es que se lee tan bien que parece muy fácil, ¿no? Si a alguien le parece que falta algo importante por favor que lo cuente.

13 comentarios:

Christian dijo...

Estás bajando el nivel eh? este no me ha gustado tantocomo el anterior. Aparte de las incontables faltas de ortografía, pienso que lo podrías haber hecho mejor. Hay cosas que alomejor debías mencionar (como la dialectica ascendente y descendente por ejemplo) para que este todo más completo, más... guay xD. En general está bien, pero eso, podría estar mejor (o no, todo es relativo xD)(no, esto no xD)
En cuanto a dejar un buen texto de Platón.... es que no tengo tiempo, si eso lo hago xD.

Me vuelvo a poner el sombrero Anna

Agur!

Oscar Fernández dijo...

Christian, éste es el texto que hizo el día de la recuperación, no es lo mismo que hacerlo en casa tranquilito.
En cuanto a texto sólido sí que me parece muy bueno, aunque si alguien se cree que lo puede hacer mejor... ancha es Castilla.

daviiid dijo...

Tienes razón Oscar, está tan bien explicado y estructurado que se hace muy facil de leer y sobretodo de entender, pero bueno mejor así jeje.

Igual ha faltado eso que dice christian y algo de las partes del alma y de alma-cuerpo, pero lo que más relevancia tiene está y bien.

deewww!

Oscar Fernández dijo...

Ahí, ahí, ahí es donde entráis en escena vosotros, decís cosas que podrían hacer que fuera aún más brillante y vamos teniendo material para junio.
Sois unos hachas.

Clara dijo...

christian,eres lo más cuel que existe, casi más que yo con el "pijama"..
kiza deberias recordar a kien le a pedido oscar k colgara su examen...xD
y no tienne casi faltas, eres un exagerado! a mi me a parecido un texto muy claro y bien construido, si yo fuera el examinador de selectividad le pondria buena nota!!

Christian dijo...

Es que yo me centré demasiado en las otras 2 preguntas porque creia que la redacción no entraba ¬¬
Yo no digo que este mal construido y que no se entienda, es más, está bastante bien si tenemos en cuenta que es Anna XD.
Pero eso, a mi parecer le faltan algunas cosillas para acabar de hacerlo bien, un poco de perejil para adornar xD.
Otra cosa mala que tiene que al ser tan largo, o también por hablar de todo Platón, se te hace un poco plasta y no te acuerdas luego de la mitad de las cosas.
Si es de una recuperación es comprensible que sea tan patata (xD), así que no me meto más con ella (de momento).

Oscar Fernández dijo...

Cocinerooooooooo!!!!
Perejiiiiiiiiiiillll!!!!!

Alias dijo...

Viva Vizcaya!!

Anónimo dijo...

Anna:

No puede ser, en cuanto me ausento me decís de todo...ahora me toca defenderme...xD

Las faltas...puede ser que haya unas cuantas pero es lo que tiene pasar tres hojas por delante y por detrás al ordenador...Y antes de criticar yo revisaría lo que escribo porque eso de "alomejor" todo junto...xD

Luego, está claro que se pueden poner más cosas pero yo creo que hay que valorar y ver lo que te piden, el tiempo que tienes y lo que vas a decir en ese tiempo. Así que, no voy a negar que podría haber hablado más de la dialéctica, también podría haber dicho más cosas de las matemáticas o hablar de los sofistas como me puso Óscar en el examen, pero bueno no se puede decir todo en tan poco tiempo...Y si dices que ya es muy largo si le pongo más cosas, ¿no será más largo aún?

Por último, ya sé que mi redacción anterior fue demasiado buena (xD)Y ahora ya vais a compararmelas todas con esa y no puede ser..xDD

Las críticas constructivas vienen bien, pero esque las de christian disparan a matar... xD

Espero contestaciones!!(especialmente la del sofista ese que anda por ahí suelto xD)
Adiós!!!

Oscar Fernández dijo...

Creo que a mí me toca contextualizar el texto, por si pasa alguno que no sepa de qué va el tema.
Es lo que contestó Anna en el examen de recuperación de buena parte de la clase. Ella, como unos cuantos más, no se jugaban nada en ese examen, además de repasar y seguirle cogiendo el tono al tipo de examen.
Así que, un mes después de haber solventado sus cuentas con el discípulo de Sócrates, se marcó el comentario que tenéis ahí (además de las preguntas correspondientes). Me gustó mucho, por las condiciones en que se hizo y porque creo que es la manera de mostrar lo que intento decir en clase. Pensando en los que aún tienen que recuperar y en todos en junio (veréis lo bien que sienta leerlo para entonces) le pedí que lo mandara.
Es tan bueno que parece fácil de hacer. Eso anima.
A Christian le gusta más calentar el ambiente que comer con los dedos. Pero ¿qué sería del maestro de Aristóteles sin los sofitas?

Christian dijo...

Si esque lo hago por vuestro bien... xD

Oscar dijo...

Oscar, pienso que esta redacción la deberías enmarcar o al menos, guardar en tu PC para que en Junio se vuelva a colgar y todos podamos repasar un poco de Platón.
¿Qué te parece?
Un saludoooo

Oscar Fernández dijo...

Tocayo,
ponerla aquí es enmarcarla de la manera que se merece. O sea, no dejéis abierta la posibilidad de que al servidor que mantiene esto le pueda dar un colapso y se pierda. Así que bajárosla todos al disco duro por si de cas.
Así que estiraos en los textos y dejad perlas para que se beneficien todos los seres. Está muy chulo cuando tiempo después viene alguien que no conoces y te dice que eso le ha valido para algo.
Me alegro que hayas puesto la foto, así nos vemos todos el careto y queda más en familia.
Si ya decía yo que al que le ponen algunos nombre es por algo...