aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

martes, 18 de noviembre de 2008

Aamodt, S., / Wang, S., Entra en tu cerebro. Capítulo 9, Los sentidos de tu piel


Aamodt, S., / Wang, S., Entra en tu cerebro. Por qué uno pierde las llaves del coche pero nunca olvida cómo conducir y otros enigmas cotidianos, Ediciones B, Barcelona 2008, 335 págs.

Capítulo 9. Recorrer todas las bases: los sentidos de tu piel

-Los carteristas

Consiguen despistar el cerebro de la “víctima” para así poder robarles y la persona que no se dé cuenta.

-¿Por qué nadie se puede hacer cosquillas a sí mismo?

Cuando los médicos examinan a un paciente propenso a sentir cosquillas ponen la mano de éste sobre la suya durante el examen para evitar la sensación de cosquilleo.

-¿Por qué no funciona eso?

Porque por muy cosquilloso que puede llegar a ser no puedes hacerte cosquillas a ti mismo. La razón es que en cada movimiento que se hace una parte del cerebro se pone a trabajar a marchas forzadas para predecir cuáles serán las consecuencias sensoriales de ese movimiento. Este sistema mantiene los sentidos centrales en lo que sucede en el mundo, para que las señales importantes no queden ahogadas por el zumbido de sensaciones causadas por las propias acciones.

-¿Cómo alcanza ese objeto el cerebro?

Para estudiarlo unos científicos londinenses desarrollaron una máquina de hacer cosquillas. Funciona así: cuando aprietas el botón, un brazo robot pasa un trozo de goma espuma por la mano de la persona. Si el brazo robot roza la mano tan pronto como la persona aprieta el botón para activarlo, nota la sensación sin sentir cosquillas. Sin embargo, el proceso puede ser realizado con un retraso entre el acto de apretar y el contacto. Un retraso de cinco décimas de segundo basta para engañar al cerebro haciendo que piense que el contacto del robot ha sido llevado a cabo por otro…y entonces siente cosquillas.

-¿Qué ocurre cuando tratas de hacerte cosquillas a ti mismo?

Los experimentadores encontraron una imagen en el cerebro, cuyo nombre significa “cerebro pequeño” que ocupa aproximadamente una octava del tamaño total del cerebro (poco menos que tu puño) y pesa alrededor de cinco cincuenta gramos.
El cerebro recibe información sensorial de todo tipo, incluso el tacto, la vista, el oído y el gusto. Además recibe una copia de todas las órdenes de movimiento enviadas por los centros motores del cerebro. Por esta razón, se ha sugerido que el cerebro utiliza las órdenes de movimiento para formular una predicción de las consecuencias esperadas de cada movimiento.


-Receptores del Contacto

Se encuentran en las yemas de los dedos, en la cara, en los músculos y en las articulaciones.

-¿La acupuntura funciona?

El uso terapéutico de agujas, llamado “ acupuntura “ es rutinario en países asiáticos y se ha ido haciendo cada vez más común en Occidente durante las tres ultimas décadas.
La acupuntura es más efectiva en el dolor crónico y las náuseas. Para la mayoría de la gente, la acupuntura parece resultar aproximadamente dichos trastornos, como dolores de cabeza o la adicción a las drogas. La acupuntura surte cierto efecto sobre el cerebro y tiene efectos específicos sobre determinadas áreas del cerebro.
La falsa acupuntura suele resultar tan efectiva como la real, pero no es difícil suponer que esta clase de acupuntura fingida podría tener algún efecto terapéutico por sí sola.

-Dolor reflejo

Es un dolor que aparece localizado en una parte del cuerpo cuando realmente está en otra. Por ejemplo: Cuando un paciente se queja de dolor en el brazo izquierdo, puede ser indicador de un infarto, porque las sensaciones procedentes del corazón y del brazo izquierdo son transportadas por el mismo nervio.

-Endorfinas

Son sustancias químicas naturales que libera el cerebro.


Exposición hecha por Ana Isabel Muñoz y Lina Marinova, 1º Bachillerato.

No hay comentarios: