aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 30 de noviembre de 2008

La protesta contra la política educativa de Camps colapsa las calles de Valencia

EL PAÍS - Valencia - 29/11/2008

Se trata de una de las mayores manifestaciones registradas en la ciudad desde las convocatorias contra la guerra de Irak


EL PAÍS - Valencia - 30/11/2008

La protesta educativa

Marea contra la Ciudadanía de Camps

Decenas de miles de personas piden en Valencia la dimisión del consejero Font de Mora

Al grito de "amb aquesta educació, Font de Mora dimissió", ocupó anoche el centro de Valencia una marea humana como no se recordaba desde las grandes manifestaciones del año 2003 contra la guerra de Irak. La protesta contra la imposición de impartir la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés, tras unos meses de protestas progresivas en los institutos, estalló ayer en una gigantesca demostración ciudadana que colapsó las calles del centro de Valencia para expresar el malestar de un amplio sector social con la política educativa del Consell que preside Francisco Camps. El intento, por parte de los populares valencianos, de boicotear la nueva asignatura forzando el sentido común en el funcionamiento de las aulas llevó ayer a decenas de miles de personas (entre 42.000 y 44.000 calcularon los expertos en cómputo de manifestantes de la policía nacional consultados por este periódico, aunque los organizadores cifraron la asistencia en unas 80.000 personas) a secundar el grito de "Font de Mora, fora, fora, fora", en referencia al consejero de Educación que ha protagonizado el esperpento de obligar a que un profesor traduzca a otro al inglés ante los estudiantes de segundo curso de Secundaria Obligatoria, cuyo nivel de idiomas es palmariamente insuficiente. (Leer más)


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Anna Roca:

Cada vez que leo una nueva notícia sobre ciudadadanía (que al fin y al cabo se resume siempre en que la Generalitat sigue en sus trece) me viene una palabra a la cabeza: increíble. Y mi incredulidad sigue creciendo día tras día.
¿Cómo pueden seguir obcecados en mantener algo tan irracional? Es como si la educación no fuese más que otra artimaña en el juego de tira y afloja entre PP y PSOE. Sólo que esta vez se les está llendo de las manos.

Enfrentarse a toda la comunidad educativa es algo tan grave que no puedo entender cómo aún no se le ha puesto fin.
¿En lugar de escuchar a aquellos que realmente saben de educación, se les ignora y se les tilda de extremistas y radicales? Si no son ellos, que dedican su vida precisamente a educar, los que pueden decidir y hablar sobre educación, ¿entonces quiénes son los que sí pueden hacerlo?

En definitiva, lo que consiguen es convertir algo tan importante como la educación en un circo y a los profesores en los pallasos dirigidos por el típico director de circo malvado de todas las películas: el conseller y la generalitat.

Si a esto añadimos todos los demás despropósitos de la educación española en general, y el último fichaje en educación superior (nuestro querido plan de Bolonia) tenemos los ingredientes perfectos para terminar de una vez por todas con la educación pública y digna.

Anónimo dijo...

Por cierto, saludos óscar! xD

Oscar Fernández dijo...

Hola Anna,

te sobra razón por todas partes. Además de que todas esas barbaridades -cada vez mayores cuando parece que el salto mortal no puede ser más acrobático- las hacen con ese dinero de todos que en vez de ser de verdad para todos va en buena parte a la privada.

Todo siguiendo la tónica habitual de negar la evidencia, de repetir obviedades con muy mala intención y de hablar directamente a la parte más oscura del hígado de cada uno.

Es una vergüenza lo que está pasando, sí. El alumnado, más que le pese a quienes quieren que muchas cosas siguen como están, sí que necesita Educación para la Cuidadanía. Pero el tiempo está demostrando que muchísimos adultos también: los que no entienden la diferencia entre ética y moral, los que no entienden que la ética ha de ser para todos y la moral es de cada uno. Los que no entienden que aunque la moral sea de cada uno no todas son aceptables. En definitiva, los que dividen el mundo entre "nosotros" y "ellos". Detrás de lo políticamente correcto hay demasiada lengua de serpiente.

Hace falta claridad e inteligencia en la vida pública de este país. Hace falta mucha educación. Que cada uno no deje de poner su granito de arena allí donde esté.

Y que nadie se engañe, de fondo hay interés en que la enseñanza pública -lo mismo que otros sectores- NO FUNCIONE. Si funciona lo público, ¿quién pagaría por lo privado?

Anna, del plan de Bolonia no estoy muy enterado, que con lo nuestro ya tenemos bastante. Si tienes algo para subir al blog, por favor mándamelo.

No dejéis de cultivar la inteligencia y la claridad, que el aborregamiento es legión.Con tantos medios como hay, ¿cómo tan poco raciocinio?