aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 4 de marzo de 2012

Síndrome de Capgrás, por Ester Expósito y Adelia Moya


El Síndrome de Capgras es un trastorno poco común en el que la persona que lo sufre cree que la gente de su entorno, su familia o amigos han sido reemplazados por impostores de apariencia idéntica pero qué no son los auténticos. 
Fue nombrada en honor a Jean Marie Joseph Capgras, psiquiatra francés que reconoció la enfermedad con el nombre de l'illusion des sosies (ilusión de los dobles) en 1923.

Se cree el Síndrome de Capgras pueda estar relacionada con la pérdida del reconocimiento emocional de los rostros familiares. Su causa podría ser una desconexión entre el sistema de reconocimiento visual y la memoria afectiva.

Capgras describe la falsa creencia de los dobles como agnosias de identificación, fenómenos afectivos que se apoyarían en una disfunción cerebral que implica en los enfermos que lo padece un rechazo a admitir la verdadera personalidad de las personas que lo rodean. 

Es una de las falsas identificaciones que se han descrito en el 23-50% de los pacientes con demencia, personas que sufren esquizofrenia u otros trastornos.

CAUSAS

-La prosopagnosia: los pacientes son incapaces de reconocer las caras conscientemente, a pesar de ser capaz de reconocer otros tipos de objetos visuales. Un estudio realizado en 1984 por Bauer mostró que algunos pacientes eran capaces de reconocer lagunas caras pero no todas. Por tanto hay dos vías para afrontar el reconocimiento- una consciente y no consciente.

-La imagen espejo de la prosopagnosia: la capacidad consciente para reconocer las caras esta intacto, pero que podrían tener los daños en el sistema que produce la activación emocional automático a caras conocidas. Sería como cuando reconoces a una persona pero sientes algo que no es bueno hacia ella.

-Desconexión entre la corteza temporal, donde los rostros son generalmente reconocidos y el sistema límbico, implicado en las emociones. Debido a que el paciente no podría juntar recuerdos y sentimientos, que creía que los objetos en una fotografía eran nuevos en toda una experiencia, a pesar de que normalmente debería haber provocado sentimientos. Existía una relación entre el síndrome de Capgras y una dificultad más general en la vinculación de los sucesivos recuerdos episódicos, ya que se cree que la emoción es fundamental para la creación de recuerdos.

TRATAMIENTO

No hay datos que demuestren la eficacia de ninguna modalidad de psicoterapia. En principio, lo más recomendable es iniciar una relación terapéutica, con el objetivo de conseguir la confianza y colaboración del enfermo.

CASOS

Capgras expone el caso de una mujer de 74 años que afirmaba que su esposo había sido remplazado por un extraño. La paciente reconocía con facilidad a los demás familiares, todos excepto a su esposo. Por un lado cree que es de la realeza y posee una inmensa fortuna que le ha sido arrebatada. Por otro cree que todas las personas de su entorno incluido su marido y su hija son dobles, que se van alternando sucesivamente. Su delirio principal es que existe una sociedad que se dedica a la desaparición de personas que esconde en inmensas cuevas como les ha ocurrido a sus hijos capturados por esta entidad.

CONCLUSIÓN

El síndrome de Capgras, igual que muchos otros síndromes, están muy relacionados con las emociones, algo que es muy importante para vivir con normalidad el día a día y poder relacionarse con las personas, porque influye mucho en la memoria y en todos los procesos de nuestra mente, aunque la mayoría de las veces no nos damos cuenta.

FUENTES




No hay comentarios: