aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 18 de marzo de 2012

Síndrome de Münchhausen, por Ester Expósito

El síndrome de Münchhausen es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por los padecimientos a consecuencia de crear dolencias para asumir el papel de enfermo. El paciente crea y hasta se produce autolesiones para lograr unos síntomas físicos y psicológicos con conciencia de acción, pero forzado por un impulso relacionado a su necesidad de ser asistido por terceras personas. Es un trastorno en el que el enfermo finge síntomas de forma repetida y consistente, en ausencia de un trastorno, enfermedad o incapacidad mental confirmados.

En el síndrome de Münchhausen, la producción de los síntomas es consciente, mientras que las motivaciones, provienen del inconsciente del paciente. Las motivaciones suelen provenir de hechos pasados de la vida del paciente. Se han encontrado rasgos de masoquismo y morbosidad en estos pacientes, también de fobias, necesitados de afecto, atención, protección, de estar en el centro de las preocupaciones de personas importantes, o de ser el punto de discrepancias de los especialistas. Se plantea que estos pacientes son conscientes de que fingen síntomas, pero lo hacen por necesidad, sin poder entender el porqué. 

Perfil del paciente

El médico debe sospechar cuando es un paciente con un historial de muchas intervenciones terapéuticas, que además tiene un gran conocimiento de la terminología médica y de las rutinas hospitalarias pero que, no cumple las normas.
Son pacientes muy difíciles, manipuladores, que incumplen los tratamientos hospitalarios, no toman los remedios como corresponde, generando situaciones irritantes con las enfermeras. Discuten todo y desautorizan al personal de Salud.

Causas

Habitualmente, existe una historiaanterior de abuso emocional y físico. Los pacientes parecen tener problemas de identidad, sentimientos intensos, control inadecuado de los impulsos, sentido de la realidad deficiente, episodios psicóticos breves y relaciones interpersonales inestables. La necesidad de que se les preste atención es pareja a la incapacidad de confiar en figuras de autoridad, a las que manipulan.

Tratamiento

En los pacientes de síndrome de Munchausen el tratamiento rara vez es eficiente. Acceder a las manipulaciones del paciente alivia su tensión, pero provoca una escalada, sobrepasando en última estancia lo que los médicos pueden o están dispuestos a hacer. Enfrentarse al paciente o negarse a sus demandas de tratamiento da lugar a reacciones de enfado que le llevan a cambiar de hospital. El paciente acostumbra a rechazar el tratamiento psiquiátrico. Sin embargo el tratamiento suele reducirse al reconocimiento de la enfermedad y a evitar los procedimientos que impliquen riesgo como la medicación excesiva.
Se recomienda confrontar a estos pacientes sin culpabilizaciones ni reproches. El médico debe mantener la condición de enfermedad real, indicando simultáneamente al paciente que si coopera, pueden resolver el problema subyacente. A menudo habrá que implicar a algún miembro de la familia, con quien abordar el problema como una enfermedad, no como un engaño; es decir, no se explica a la familia cuál es el mecanismo preciso de la enfermedad.

El Síndrome de Münchausen por poder 

Es una forma de maltrato infantil en la que uno de los padres induce en el niño síntomas reales o aparentes de una enfermedad o situaciones accidentales. Este trastorno casi siempre involucra a una madre que abusa de su niño buscándole, o para ella misma, atención médica. La madre puede simular síntomas de enfermedad en su niño añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo, falsificando fiebres, administrando sustancias para inducir vómitos o diarrea. El síndrome puede atentar contra la vida del niño involucrado ya que este comportamiento puede llegar hasta el punto de daño físico grave e incluso la muerte. Las madres con síndrome de Münchhausen causan daño deliberadamente a sus hijos y luego mienten sobre el origen de las extrañas dolencias para satisfacer su enfermiza necesidad de llamar la atención, a veces para salvar su matrimonio o ganarse la simpatía de los demás apareciendo como víctimas.

Casos

En el hospital infantil Children's Health Care de Scottish Rite, Atlanta, los doctores no lograban encontrar respuesta para los repetidos ingresos en el centro de niños con inexplicables enfermedades crónicas. El doctor David Hall, director del estudio, decidió hace cuatro años, instalar cámaras ocultas en 41 habitaciones con casos sospechosos. Había por ejemplo niños que padecían infecciones bacterianas que durante meses eran resistentes a cualquier tratamiento. Las cámaras revelaron que la causa era la orina que sus madres les inyectaban a través de los catéteres intravenosos por los que les administraban los medicamentos. La edad promedio de los niños era de 2 a 3 años, y de no haber sido por las cámaras ocultas muchos podrían haber muerto. En varias ocasiones, el equipo que controlaba los vídeos alertó a las enfermeras para que entraran en las habitaciones. Las madres paraban lo que estaban haciendo.

CONCLUSIÓN

El síndrome que puede empezar con una invención de signos y síntomas inventados por parte del paciente para llamar la atención puede llevar a causar muchos efectos negativos en el paciente que lo sufre y incluso ha llegado a la causar la muerte de muchas de estas personas y la de muchos niños a causa del padecimiento de este síndrome en las madres.

FUENTES


No hay comentarios: