aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

martes, 6 de noviembre de 2007

¿Qué es más real la belleza en sí o una cosa bella? Según Platón, por Diana de la Torre

Según Platón la verdad universal existe y el ser humano puede alcanzarla. (Importante centrar la cuestión, dar sensación de claridad a quien te vaya a leer.)Esta verdad se encuentra en las ideas, y para alcanzarla tenemos que tener muy claro la teoría de las ideas (ojo, estilo), la cual es estudiada a través del dualismo ontológico y dualismo epistemológico.
Esto establece una jerarquía que ayuda a aclararnos cuáles son las cosas que realmente existen y de las cuales podemos tener y obtener conocimiento y cuáles son las que simplemente participan de las ideas como los meros objetos del mundo sensible y de los cuales podemos tener opinión.
Luego podemos dejar claro que de las cosas que percibimos por los sentidos es imposible obtener conocimiento verdadero y universal, ya que éste únicamente proviene de las ideas, de aquello que no puede cambiar.
Como hemos dicho (En textos tan cortos evitar repeticiones: hubiera sido mejor otro orden, en el que no hubiera hccho falta pasar dos veces por el mismo sitio. El hilo conductor es como una estrategia que ha de estar muy clara antes de empezar a manchar el papel o similar.), existe un dualismo ontológico, el cual distingue entre dos niveles de realidad: 1- el mundo inteligible, aquel del que proviene las ideas y constituye la estructura profunda de todas las cosas; como dice Platón es el mundo de las realidades abstractas, eternas, perfectas e inmutables… dentro de este mundo encontramos las ideas y las matemáticas (con menos realidad que las ideas). (Hoy estoy quisquilloso: evitad números y paréntesis. Han de estar en vuestra cabeza, pero ser traducidos al papel en una bella prosa. El examen no es sólo de conocimientos, sino también de cómo se presentan, Dont´t forget it!)
2- Debajo de éste está el mundo sensible o el mundo físico. Y es aquel que percibimos por los sentidos; éste está dividido en: los seres naturales y las cosas artificiales y las imágenes.
Al existir dos niveles de realidades también le pertenece dos niveles de conocimiento generales a su vez subdivididos, aquí tenemos el dualismo epistemológico:1- espisteme o verdadero conocimiento, éste pertenece al mundo inteligible, ya que de lo único que se puede obtener conocimiento es de las ideas, lo verdaderamente real. Aquí encontramos dos niveles la inteligencia, que pertenece al mundo inteligible de las ideas y el pensamiento, el cual pertenece al mundo inteligible de las matemáticas.
En este dualismo epistemológico el que acabamos de exponer es el universal y verdadero, el que no cambia:2- mientras que la doxa, segunda forma de conocimiento o también llamado saber, pertenecería al mundo de lo sensible. Dentro de la doxa encontramos la creencia que pertenece a los seres naturales o cosas artificiales del mundo sensible y la imaginación que pertenece a las imágenes del mundo sensible.

Dicho esto, damos respuesta a la pregunta: evidentemente para Platón la idea de belleza tiene más realidad que una cosa bella; ya que la cosa bella está sometida a lo sensible, aquello de lo que únicamente podemos obtener opinión y que está sujeta a la idea de belleza en cuanto que participa de ella, al hacer de este objeto su esencia, su estructura profunda pertenece al mundo de lo inteligible, de lo que nunca cambia. Mientras que la pintura en sí para una persona podría acercarse más a la idea de belleza y para otra menos, así vemos que el objeto simplemente nos transmite una opinión.


Diana de la Torre

Buen trabajo.
Nota 7.
Te hago más comentarios y de índole un poco general. Cuestiones que pueden venir bien a todos. Está muy muy (¿ya dije muy?) bien comenzar centrando la cuestión: apuntároslo. Sin embargo, por cuestiones de estilo -lo hablaremos en clase- es mejor evitar mencionar a Platón ya de comienzo. No es por hacerlo difícil. También el pintarse los ojos tiene detalles que hace a uno/a interesante o dantesco/a.
Diana, que a uno/a le caigan más o menos comentarios no quiere decir que esté peor. Se trata más bien de que, en conjunto, la teoría empieza a estar más clara y podemos irnos preocupando por la presentación.
Lo que tenéis que conseguir en los comentarios es que la lectura sea fácil. el que escribe hace el trabajo sucio y se lo pone bonito y fácil al lector. Hacia ahí vamos.
Cuando hayáis escrito un texto y, justo antes de mandarlo, volver a leerlo y preguntaros si de una cuestión se sigue la otra. Cada uno tiene su estilo y está bien que así sea, pero escapad de esquemas que repitan libros o apuntes. Hay que dijerir la información y luego crear un texto. También haci ahí vamos.

No hay comentarios: