aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 30 de diciembre de 2007

Conocimiento y opinión, por Laura Herrera

Sabiendo que la relación de lo que se muestra en el enunciado es sin duda la epistemología, habrá que hacer un recorrido de gran parte importante de la filosofía de Platón, donde encontramos ciertas relaciones entre la epistemología y la ontología.

Hay que decir que la epistemología va referida al modo de conocer, el conocimiento que va ligado al conocimiento científico y la opinión, considerada por Platón como una forma de saber errónea, que no es totalmente verdadera. Los sentidos son aquellos que nos llevan a la opinión, ya que por ellos todo cambia y nunca permanece, por lo que no podemos estar seguros de lo que nos están mostrando, para evitar este aspecto negativo, Platón se basa más en la episteme o conocimiento científico, el cual es capaz de mostrarnos la esencia de todas las cosas por medio de la inteligencia y el pensamiento.

Cuando los sentidos no transmiten ciertas contradicciones, es cuando el alma llama a la inteligencia para mostrarnos la esencia de cierto objeto, si bien se puede poner el ejemplo que Platón nos muestra entre tres dedos, los tres son lo mismo pero cada uno de un tamaño, por lo que gracias a la inteligencia podremos reconocer cual de todos se acerca más a la Idea de grandeza, cual a la de pequeñez...

Platón nos explica mediante mitos las relaciones entre la epistemología y la ontología, juntas nos muestran la realidad que vivimos y conocemos.

En el mito del símil de la línea, en el cual se unen los dos dualismos, el epistemológico y el ontológico:

Por un lado tenemos los grados de la realidad, aquí es donde tiene lugar el dualismo ontológico. En primer lugar se clasifica el mundo inteligible donde encontramos a las Ideas y después a los objetos matemáticos los cuales son inferiores ontológicamente a las Ideas, pues hay que ver que ellos parten de ciertas Ideas, por lo cual esto convierte a éstas en algo más real. Esto iría relacionado con la inteligencia y el pensamiento, los cuales forman el conocimiento científico "episteme" en el dualismo epistemológico. Las Ideas estudiadas por la inteligencia y los objetos matemáticos estudiados por el pensamiento.
En segundo lugar estaría el mundo sensible, en el cual se encuentran los objetos físicos y las imágenes, relacionados con la creencia y la imaginación que forman la opinión "Doxa" el segundo grado en el dualismo epistemológico.

También encontramos el mito de la caverna, en el cual, a partir de la historia de una caverna en la que habitan prisioneros que siempre han estado tomando como real unas sombras, llegan a atacar al prisionero que fue capaz de salir al mundo de fuera y ver que hay algo más real que lo que siempre han visto.

El prisionero que se desata seria si duda el filósofo, el cual tiene razón pero nade quiere escucharle, por ello los demás son capaces de atacarle y matarle por no cambiar la realidad que ellos toman como aceptable. Los pasos que sigue este prisionero son los siguientes:

al desatarse se encuentra guiado por su maestro quien le ayudara a encontrar el camino, pero siempre que el prisionero sea capaz de encontrarlo por su cuenta. Una vez encuentra la puerta de la caverna sale al exterior, donde ve un nuevo mundo en el que todo es más real. Tras duras etapas, el prisionero es capaz de contemplar el sol, que estaría considerado como la Idea de bien, la Idea de todas las Ideas. Cosa que antes solo podía observar mediante el reflejo del agua, pues sus ojos ven tanta luz que sería incapaz de conocer todo de repente. Una vez a conseguido alcanzar la Idea de bien está destinado a volver a la caverna donde verá todo mucho mejor que los demás y así enseñarles a ellos el camino hacia la verdadera realidad que llevará hacia la Justicia y la armonía.

Este mito es un claro ejemplo que usa Platón para explicarnos las etapas por las que debe pasar un filósofo para conseguir gobernar el Estado, siempre relacionándolo con la injusticia que vivió con su maestro Sócrates.

A todo esto, comprendemos que Platón era partidario de considerar como más verdadero a las cosas que no vemos ni tenemos materialmente pero si que nos aportan ciertos conocimientos que no alcanzamos con los sentidos y los objetos materiales. Por ello se basa en las Ideas, conceptos que adopta como realidades y hace basar su filosofía en ellas.

Laura Herrera


Dos cosas que decir al texto.

1. Estoy contento de ver la capacidad de reacción de quien puede hacerlo mucho mejor de lo que lo hizo hasta ahora. Ésa es la manera. Éste es el momento y si el cachondeo de las fiestas no ayuda pues habrá que buscarle un hueco. Recuerdo que el día 11 tenemos una cita con Platón en la que me gustaría veros a todos.
2. Un texto sólido y articulado. Muy bien.

Espero que alguno más venga a pegarme de la misma forma con la nota en las narices, que tengo ganas de cambiarlas (las notas, claro).

Y esto ya empieza a ser otra cosa.
¡Prepárate Descartes, que dentro de poco sabremos dónde vives!

2 comentarios:

Christian dijo...

No esta nada mal, pero un par de cosas:
1- Dices: "al desatarse se encuentra guiado por su maestro quien le ayudara a encontrar el camino, pero siempre que el prisionero sea capaz de encontrarlo por su cuenta". Esto creo yo que se podria malinterpretar y pensar que habia un señor en la caverna que te decia el camino a seguir, y creo recordar que no asi el mito (alomejor me equivoco xD). Ya se que mezclas mito y realidad, pero puede hacerse lioso.

2- Luego dices: "Una vez encuentra la puerta de la caverna sale al exterior, donde ve un nuevo mundo en el que todo es más real." Ok, esto está bien, pero (pregunta par el profe xD) ¿no seria el mismo mundo?? Es decir, Platón lo nombra (al mundo de las ideas) como "mundo" de las ideas, pero este no estaria en el mismo mundo??
Entiendo lo que Platón quiere decir con esto, pero estaria mejor dicho otra cosa??
Salu2! xD

Oscar Fernández dijo...

Muy buenas,
las dos apreciaciones.

1. También me paré en esa frase y la leí un par de veces. La entendí como que hace falta una cierta disposición natural, tanto de capacidad como de carácter, para llegar al mundo de las ideas (lo que vimos hacia el final del libro, en lo referente a quiénes son los que han de recibir esa educación).

Ahora bien, de alguna manera entiendo que sí que hay alguien ahí que te indica el camino a seguir. De modo que hace falta que alguien te libere (¿Y quién libera a Platón? preguntas, ¿Y qué hay antes del primero? Respondo. Vaya, que Platón es el number one y lo digo sin cachondeo, en sentido lógico.)

De modo que: "si fueran liberados" (515c), "obligándole a contestar" y "se le obligara" (515d), "se lo llevaran de allí a la fuerza... obligándole" (515e) leyendo rápido y me salto alguno. Al prisionero lo liberan, eso se olvida en muchas presentaciones de Platón. Ahí sí que se ve una mano que te da caña cuando tú preferirías ligar mientras hablas de las sombras, ¿no?

Así que me parece que ha puesto mucho información en poco espacio.


2. Entiendo que la referencia a que ve un nuevo mundo está hecha desde el punto de vista del que sale. Tampoco Colón llegó a un Nuevo Mundo, sino que cruzó el charco. Desde la perspectiva de Platón puede decirse que hay dos mundos en cuanto a que distingues lo que existe en sí y lo que existe en tanto que participa de lo que existe en sí. ¿Que esos dos mundos pueden también agruparse en uno único en el que hay gradación de existencia (tipo mito de la línea)? Pues sí, pero la distinción entre dos mundos es del todo pertinente y precisa.

Podemos hablar de dos mundos, lo mismo que podemos decir que existen las ideas y no las cosas, para a renglón seguido decir que las cosas existen "en tanto que" participan de las cosas. Siempre depende del nivel de análisis en el que te sitúes, pero para cada nivel siempre hay formas más y menos adecuadas de expresarse.

Vaya rollo, pero amor con amor se paga, y me parece que los dos le habíais dado más de un par de vueltas.

Feliciano