aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 16 de mayo de 2010

Cómo cambiar lo que nos emociona, por Mª JOSÉ LÓPEZ


¿Qué es una emoción? ¿Qué es un estado de ánimo?


Fenómenos psicofisiológicos que representan modos de adaptación a ciertos estímulos ambientales o de uno mismo. En cambio el estado de ánimo es un estado emocional que permanece durante un período relativamente largo.



Diferencias entre las emociones y los estados de ánimo


Una de las diferencias más notorias es que las emociones son mucho más breves que los estados de ánimo. Un estado de ánimo puede durar todo el día, incluso dos días, mientras que una emoción puede surgir y desvanecerse en cuestión de minutos o en ocasiones de segundos. Un estado de ánimo activa emociones concretas, cuando estamos irritables.


Una vez se inicia una emoción y nos hemos dado cuenta de ello, lo normal es que podamos señalar el acontecimiento que la ha provocado. Raramente sabemos el motivo de un estado de ánimo, (porque una mañana nos levantamos de un determinado humor, sin aparente motivo y a eso de las doce del medio día, nos damos cuenta de que estamos temperamentales.



¿Qué es el estado refractario?


El estado refractario es un periodo en el que el pensamiento es incapaz de incorporar información que no encaje, mantenga o justifique la emoción que estemos sintiendo. Tiene consecuencias positivas si tiene poca duración, en ese corto espacio centra nuestra atención en el problema inmediato, y utilizando la información más pertinente guía nuestras primeras acciones y los preparativos para las futuras. En cambio, si se alarga, minutos o horas, puede que surjan dificultades o mostremos un comportamiento emocional inadecuado. Un periodo refractario excesivamente dilatado distorsiona la forma en la que vemos el mundo y a nosotros mismos.



Teorías psicoanalíticas


Las teorías psicoanalíticas de la personalidad se afirma que los guiones se importan cuando existen sentimientos no resueltos, sentimientos que nunca se llegaron a expresar completa o satisfactoriamente, o que si se expresaron no condujeron el resultado deseado. Los guiones distorsionan la realidad actual provocando reacciones emocionales inadecuadas y alargando el periodo refractario. Uno de los motivos que conducen a las personas a buscar ayuda psicoanalítica es el deseo de dejar de reaccionar emocionalmente ante algunas de las cosas que lo provocan. Las reacciones de asco nos vuelven precavidos acerca de actividades que podrían resultar tóxicas. Por su parte, la tristeza y la desesperación causadas por pérdidas pueden aportarnos el apoyo de otras personas.



Joseph LeDoux


Neurólogo y profesor de Psicología en la universidad de Nueva York. La investigación de Joseph sobre el cerebro, dice que cuando aprendemos a tener miedo de algo, se crean nuevas conexiones entre un determinado grupo de células cerebrales, formando una reunión de células dichas reuniones contienen el desencadenante aprendido, que son unos registros fisiológicos permanentes de lo aprendido. Conforman la base de datos de alerta emocional.



Ejemplo


Existen 6 factores muy distintos que determinan hasta qué punto puede reducirse el grado de sensibilidad.


La proximidad al tema que es producto de evolución. Cuanto más cercano se encuentre el desencadenante aprendido del tema no aprendido, más dificultoso será hacer menguar su poder

Se parecen a la situación original.

Cuanto antes se aprenda mas difícil resultara debilitarlo.

La carga emocional inicial.

Densidad.

Estilo afectivo.



Posibles soluciones.


La psicoterapia, La terapia conductual o la meditación son las posibles soluciones ante estos tipos de emociones.


Por Mª JOSÉ LÓPEZ, 1º BATX.

No hay comentarios: