aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

miércoles, 10 de octubre de 2007

Apología de Sócrates, por Laura Herrera

En este texto se cuenta una pequeña versión de cómo Sócrates, con su buena retórica y sabiduría se da cuenta de que es más sabio que cualquier ser que habita Atenas.

Este filósofo llega hasta esta conclusión a partir del diálogo con distintas personas que supuestamente son muy sabias en ciertos ámbitos.

("Es probable que ni uno ni otro sepamos nada que tenga valor, pero este hombre cree saber algo y no lo sabe, en cambio yo, así como, en efecto, no sé, tampoco creo saber").

Sócrates se considera más sabio que los demás, ya que tiene muy presente que no sabe nada, para él esa es la sabiduría más grande, reconocer que no puede llegar a saber.

("En efecto, también éstos dicen muchas cosas hermosas, pero no saben nada de lo que dicen."refiriéndose a los poetas).

("Me pareció a mí que también los buenos artesanos incurrían en el mismo error que los poetas: por el hecho de que realizaban adecuadamente su arte, cada uno de ellos estimaba que era muy sabio también respecto a las demás cosas.") Hasta los artesanos que destacaban en cierta tarea creían ser sabios en cualquier cosa, lo cual según Sócrates siguen demostrando que no tienen más sabiduría que él.

Sócrates quería conseguir que la gente viera que no es más sabio el que cree saber más si no el que se da cuenta que no puede estar seguro de que sabe.

Basado en el intelectualismo moral, la virtud es conocimiento mientras que el vicio formaría parte de la ignorancia, ya que entendemos vicio como una dependencia que nos afecta negativamente, por lo tanto estamos obrando mal hacia nosotros mismos y nos hacemos creer que estamos haciendo bien. También de aquí se reconoce que si una persona sabe lo que es la justicia, entonces, tiene que obrar de forma justa, si obrara de forma injusta está demostrando que no sabe lo que es la justicia.

Laura Herrera

No hay comentarios: