aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

martes, 15 de junio de 2010

GOLEMAN, D., El espíritu creativo (Zeta Bolsillo 2009), por RAQUEL BALBOA




LA CREATIVIDAD. Daniel Goleman


Con estas exposiciones ya realizadas busco la motivación de mis compañeros, es decir, que busquen su creatividad interior o como muy bien dice el autor, su propio espíritu creativo.


1. Anatomía del momento creativo


Bien, a continuación describiré las diferentes fases por las que debe de pasar una persona para llegar a su momento creativo.

La primera fase consta de preparar el camino, consiste en la relajación de la mente cuando ya la has trabajado demasiado. En ese momento vendrá ese ''boom'' que llenará tu mente de suspiros y de plena comodidad.

La segunda fase consta de la incubación donde tiene lugar la asimilación de todos los conceptos en tu mente, digamos que es la penetración de los conocimientos en el subconsciente al que a menudo subestimamos y tiene gran poder sobre nosotros.

La tercera fase mediante la cual obtendremos nuestro momento creativo se caracteriza por la iluminación, es el periodo en el cual la persona ha conseguido su momento creativo. Esta etapa se lleva toda la gloria y la atención de toda la dedicación al objetivo o proyecto.

Una anotación o consejo influyente en las andadas de un buen creativo es el aislamiento, dejar fluir a la mente, soñar despierto.

Kekulé descubrió así la estructura de la molécula de benceno y muchos más científicos reconocen dicha tarea.


2. Grandes visiones y pequeños armarios


Bien una vez hemos llegado a la iluminación, podemos relacionar a la creatividad con el liderazgo, es decir, toda persona necesita un público que se corresponda con la admiración a su respectivo proyecto, trabajo o acto creativo. Sin embargo, el público varía según el ámbito, con esto quiero decir que, por ejemplo, un científico que descubre una molécula o un descubrimiento biológico su público será un grupo de científicos o de biológos. En música serán músicos, y en el arte artistas.


Otro subcapítulo de este capítulo habla de la C mayúscula y la c minúscula.

La C mayúscula representa la creatividad con público, es decir cuando tu proyecto es reconocido por un público mayor. Sin embargo también esta la creatividad con c minúscula que trata de esos momentos en los que ponemos algo para que no nos de el sol en la cara o buscamos un palo para que haga de caña de pescar. Esa es la gran diferencia.


Seguidamente hablaremos del estofado de la creatividad, que dice que la creatividad es igual a los ingredientes de un estofado.

Bien, la verdura y carne representa a la fijación en una materia específica, no podemos ser buenos en general sino en un solo ámbito.

El fuego representa a la pasión, es decir al amor por el ámbito escogido.

Las especias representan las habilidades del pensamiento creativo, que es el valor de intentar, el de no perder la motivación y saber desarrollar situaciones problemáticas antes de que llegue la frustración.


Todos somos creativos.

Con estos capítulos finalizo mi resumen y concluyo que el libro es muy interesante, cosa que me sorprende ya que desde un principio no me llamó mucho la atención.

La recomiendo a todo aquel que pese a sus circunstancias, pase por muchos periodos de frustración.


Por RAQUEL BALBOA, 1º BATX.

No hay comentarios: