aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 18 de octubre de 2009

2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO, por CRISTINA MONTIANO



La película ( Dir. STANLEY KUBRICK)


La película, en mi opinión, muestra tres fases diferentes.

  1. El amanecer del hombre: un grupo de monos empiezan a evolucionar cuando uno de ellos descubre que puede utilizar un hueso de animal como arma. También se presenta por primera vez el monolito, una piedra desconocida para los monos, que desaparece tan rápidamente como aparece.
  2. El hombre en el espacio: año 2001, el hombre ya ha llegado al espacio, los viajes interespaciales son comunes, hay ciudades en la Luna, etc. El monolito vuelve a aparecer, ahora en la Luna, y para descubrir de dónde procede se manda una misión hacia Júpiter. La misión está formada por cinco astronautas y una máquina, HAL 9000, que controla todo el sistema de la nave. “La inteligencia mecánica HAL 9000, que puede reproducir, aunque algunos técnicos prefieren utilizar el término imitar, la mayoría de las actividades del cerebro humano, con incalculable mayor velocidad y seguridad.” Se cree que HAL 9000 es perfecto, pero comienzan a producirse algunos errores; y además HAL parece tener conciencia propia y puntos de vista diferentes a los de los astronautas. Temiendo que pueda ser peligroso, los astronautas deciden desconectarlo. Cuando HAL lo descubre, los mata; pero finalmente uno de ellos logra desconectarlo.
  3. El viaje por el infinito: después de la desconexión de HAL, el astronauta vaga sin rumbo por el espacio, hacia el infinito, mientras ve formas y colores desconocidas. También es un viaje temporal, porque lo vemos envejecer. Al final, aparece en una casa (lo que pienso que es una representación de su propia mente) donde se ve a sí mismo, muy envejecido, muriendo y volviendo a nacer.


Conclusiones


  1. ¿Qué distingue a los humanos de los animales?

Nuestra inteligencia; el mono empieza a pensar cuando se da cuneta de que el hueso puede servirle para golpear cosas. Así empieza su evolución.

  1. ¿Y de las máquinas inteligentes?

Una vez asumida y “perfeccionada” nuestra inteligencia, ¿por qué no crear máquinas y dotarlas de esta misma inteligencia? Y en ese caso, ¿podrían considerarse humanos?

  1. El infinito y la mente.

Al astronauta se le muestra el infinito como formas y colores que se expanden, deforman… Al llegar a la casa, el viaje por el espacio se convierte en un viaje por sí mismo, por su mente y su memoria. El espacio es una de las cosas más desconocidas para el hombre, pero también nos queda mucho por conocer sobre nuestra propia mente.


POR CRISTINA MONTIANO

No hay comentarios: