aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

jueves, 4 de marzo de 2010

Luca de Tena, T., Los renglones torcidos de Dios, Planeta 2009, por CRISTINA MONTIANO




Los renglones torcidos de Dios es un libro escrito por Torcuato Luca de Tena en el 1979, aunque la novela está ambientada en los años 50. Para escribir el libro, el autor se internó en un psiquiátrico de forma voluntaria y durante 18 días fingió una psicosis depresiva. Los personajes de la novela no son reales, pero la gran mayoría están basados en los casos reales que conoció.

El libro cuenta la historia de Alice Gould, una detective que, investigando un caso de homicidio, se interna en un centro psiquiátrico. Para ello debe fingir una paranoia, las características de la cual son una gran habilidad para mentir para dar excusa a sus ideas delirantes; como todos los paranoicos, no conoce su enfermedad, y además tiene una personalidad altiva y orgullosa con una gran inteligencia, lo que según los médicos, la predisponen a sufrir una paranoia.

EJEMPLOS DE ENFERMEDADES

  • Los oligofrénicos: la oligofrenia es un trastorno que consiste en una gran discapacidad mental, los enfermos no suelen superar los 7 años de edad mental. Entre ellos están

    -“El hombre de cera”: este hombre necesita ayuda para todo, desde simplemente desplazarse a comer o vestirse.

    - Rómulo: es un oligofrénico leve al que llaman “el niño mimético”, ya que imita todo lo que ve.

    - Remo: el hermano gemelo de Rómulo es un oligofrénico medio que siempre está quieto y triste. Ninguno de los dos gemelos reconoce al otro como su hermano.

    - Alicia: es un oligofrénica profunda y la llaman “la niña oscilante” porque se mueve de un lado para otro como si fuera un péndulo. Rómulo cree que es su hermana y siempre cuida y mima a la niña.

  • “El caballero llorón”: es un hombre que siempre está llorando, porque ha violado a su nuera y el que todos creen su nieto, en realidad es su hijo. Sufre una psicosis depresiva y la historia de la violación de su nuera no es cierta. Pero él se avergüenza de ello y llora siempre.
  • “El hortelano”: este hombre lleva 40 años en el psiquiátrico, aunque se curó hace 35. Entonces quisieron devolverlo a su casa; conforme llegaban a su pueblo, se encontraba cada vez peor y decidieron volver al hospital. A medida que se acercaba al lugar, el hombre se recuperaba. Es lo que llaman fobia de alejamiento o síndrome de dependencia del hospital.
  • Ignacio Urquieta, el fóbico al agua: tiene una gran fobia al agua, causada por un trauma infantil. Se recupera repentinamente al caer al agua y recordar y aceptar su trauma.
  • Los paranoicos: están Maqueira, una joven que cree que los extraterrestres se comunican con ella (se cura con el choque insulínico); y Machimbarrena, un homicida que cree estar en una misión secreta para descubrir y matar etarras.
  • Los esquizofrénicos: entre ellos están “la autocastigada”, “el usuario de la almohada esquizofrénica”… el caso más destacado es el del “astrólogo”, que está elaborando una teoría sobre nueve universos que nunca puede concluir porque se le olvida. Cuando lo consigue, entra en crisis; es entonces cuando da título al libro al comparar a sus compañeros enfermos con los renglones torcidos de Dios, sus faltas de ortografía.

    Entre los diagnósticos más destacados hay uno muy sencillo que consiste en que el médico dice una palabra y el enfermo debe contestar con la primera que se le venga a la cabeza. Entre los tratamientos, están el psicoanálisis y la psicoterapia, charlas para que el doctor llegue al fondo de la enfermedad; el coche insulínico, al enfermo se le inyecta insulina hasta que entra en coma y entonces se le revive con glucosa, esto se repite durante 4 o 5 meses; la terapia de electroshock, que consiste en hacer pasar por el cerebro una corriente eléctrica que busca provocar una amnesia.

    En esta novela, se hace referencia a la antipsiquiátria, una rama que critica las medidas tradicionales de la psiquiátria porque las ve opresoras y humillantes para los enfermos. Pero en esa época aún no está del todo unida a la ciencia en sí y tiene algunos “fallos” que resultan terribles como quitar la reja de una ventana por la que cabe una persona.

    También son importantes las condiciones presentes en el psiquiátrico; a principios de siglo era normal que en los manicomios se maltratara a los enfermos pero esto cambia a mediados de siglo. Es bueno ver que existen personas con la suficiente vocación y que cuidan de forma tan paciente a los enfermos mentales, pues tienen que aguantar sus enfermedades, cambiarlos tres o cuatro veces al día o darles de comer.

Por último, decir que es un libro que sorprende desde las primeras páginas; además es fácil verse cercano a los personajes, sobre todo a la protagonista.


Por CRISTINA MONTIANO, 1º Batx


PD: Una curiosidad sobre la peli de la novela. Si alguien sabe dónde encontrarla que por favor deje un aviso aquí.


No hay comentarios: