aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 14 de diciembre de 2009

Esquizofrenias devastadoras, por Mª JOSÉ LÓPEZ


¿Qué es la esquizofrenia?

Es un diagnóstico psiquiátrico que se refiere a un grupo de trastornos mentales crónicos y graves, en personas con alteraciones en la percepción o la expresión de la realidad.

Trastornos esquizofrénicos

Constituyen el mayor grupo de daños en el cerebro el espectro de enfermedades que llevan le demencia precoz y la locura. (Una de cada 100 personas sufre alguna variedad de esquizofrenia).

Atención social

La atención social que reciben es nula o casi nula, excepto en centros especializados. Los profesionales están muy valorados en criterios de contención y beneficencia.

Primeros fármacos y progresiones del pasado al presente

Los primeros fármacos eran para llevar menos peso o carga de los desordenes mentales de los esquizofrénicos, se trataba de intentar frenar el proceso de empeoramiento que hace seguir a la enfermedad y que permitía localizar el sustrato cerebral.

Las progresiones del pasado hacia el presente han sido notables y han permitido desarrollar medicamentos más poderosos y selectivos a la hora de recetar a los pacientes esquizofrénicos.

Líneas de ataque

En las vías que unen el encéfalo y la capa externa del frontal y del temporal.

Equipo de Seeman

El equipo Philip Seeman del departamento de farmacología y psiquiatría de la universidad de Toronto ha resuelto algunas de las discordancias entre las pistas que orientaban las sospechas más intensas. La mayor parte de de fármacos anti psicóticos moderan la actividad dopaminèrgica y su potencia.

Experimento

Seeman comprobó el cerebro de 32 esquizofrénicos difuntos y los comparó con muestras de cerebro normal hay una densidad hasta seis veces más grandes de receptores, el D4, por la dopamina. En los tejidos de los pacientes esquizofrénicos (comparados con muestras de otras enfermedades neuronales, severamente incapacitados). Diferentes estudios hechos hace 29 años ya habían detectado elevaciones anormales de los receptores dopaminérgicos. Los métodos utilizados no podían identificar bien los perfiles de esquizofrenia.



Por Mª JOSÉ LÓPEZ, 1º Batx.


No hay comentarios: