aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 7 de diciembre de 2009

Platón: "Motivación por hacer filosofía", por SARA PASTRANA


(<- Sócrates, ©NATALIA)


La Carta VII es uno de los textos con mayor trascendencia dentro de la filosofía de Platón, ya que gracias a ella podemos reunir aspectos muy importantes sobre la vida de él, los cuales veremos a continuación.

Platón manifiesta en la Carta VII que su motivación por hacer filosofía surgió de la insatisfacción con la situación política de su época, en concreto, con el régimen de gobierno que dirigía su ciudad: la democracia ateniense.

En su juventud Platón aspiraba a dedicarse a la política hasta que comprobó que dirigir una ciudad con un sistema político, llamado DEMOCRACIA era totalmente injusto por tres razones fundamentales:

La primera es que cualquier ciudadano no está capacitado para desempeñar funciones públicas en el gobierno sin ningún tipo de preparación, ya que en la democracia los que aspiraban a estos puestos eran elegidos por sorteo. Para Platón este aspecto de la democracia era especialmente destructivo, ya que para adoptar un cargo de esta magnitud se requiere aprender el arte de la justicia y pocas personas están capacitadas para hacerlo.

En segundo lugar, en la democracia ateniense sólo gobernaban una minoría aplastante de políticos que abusaban de la incapacidad política del pueblo y de su insensatez.

Además estos políticos habían sido educados por los sofistas, éstos los formaban para llegar al poder mediante engaño y manipulación. En cambio, para Platón la verdadera competencia política se obtiene de la adquisición del arte de la justicia y el bien.

Por último y el más importante para Platón fue la injusticia de juzgar y ejecutar al más justo de los hombres, su apreciado maestro Sócrates, lo cual demostraba que la democracia no garantizaba la justicia.

Platón descubrió con el paso de los años que para remediar los males políticos de su tiempo no bastaba con una alternancia entre diferentes sistemas políticos como la democracia o la oligarquía y propone la conocida teoría del filósofo-gobernante. Esta teoría afirma que los males políticos y en general de la humanidad sólo tendrán solución cuando el gobierno esté en manos de personas que, gracias a la filosofía hallan alcanzado el conocimiento y la verdad

En conclusión, Platón llegó al convencimiento de que la toma de decisiones sobre el bien común no debe reservarse a la mayoría, sino a los más competentes en el conocimiento de la justicia y el bien, y éstos son los llamados, FILÓSOFOS.



Por SARA PASTRANA, 1º Batx