aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 11 de febrero de 2008

Descartes, Discurso del Método (Ed.Diálogo), Parte IV, 7

7* Explica la frase: pero, inmediatamente después, advertí que mientras de ese modo, ...que lo pensaba fuese alguna cosa...

Es de esta forma como Descartes se da cuenta de la 1ª verdad "pienso, luego soy". Pues, al darse cuenta de que quiere pensar que todo es falso, llega a la conclusión de que él existe porque piensa. Lo que se relacionaría con el criterio de certeza, llega a una conclusión que nadie puede derribar, ni los escépticos, pues ellos pueden estar seguros de que existen como materia pensante. Tras esto, para reforzar más la certeza, se ha de mencionar la vigilia del sueño, pues nuestros sentidos pueden engañarnos haciéndonos creer que estamos despiertos cuando dormimos, pero aún así, estamos pensando...por lo que no podemos negar la certeza de "pienso, luego soy". Es por eso que Descartes consigue defender bien su certeza para que no sea derribada. Esto se relacionaría con la segunda máxima dentro de la tercera parte, pues en ella se dice que "ser en mis acciones lo más firme y resuelto que pudiese y no seguir con menos constancia las opiniones más dudosas". Él decide abandonar aquellas opiniones que le provoquen duda ya que eso sería como perder el tiempo, además es firme en aquéllas que le proporcionan certeza. Esto se explica en la tercera parte contando la historia de dos viajeros extraviados en un bosque.

Laura Herrera

2 comentarios:

Pepe dijo...

La verdad es que Lau explica muy bien el cogito y cómo llega hasta él. El único fallo que me parece que hay es que cuando Descartes dice que "No [ha de] seguir con menos constancia las opinones más dudosas" quiere decir que también seguirá con constancia las opiniones dudosas, porque le conducirán a algún sitio. El ejemplo que cita Lau lo refuerza, porque Descartes habla de una persona perdida en el bosque, que no sabiendo hacia dónde ir decide caminar a través del bosque en vez de quedarse quieta, con lo que tarde o temprano encontrará el final del bosque o una marca orientativa. Es así como critica el solipsismo escepticista y defiende su método [los escépticos son aquéllos que se quedan quietos mientrads los seguidores del método serían los que vagan por el bosque].

Anónimo dijo...

Anna:

Pepe, no me queda clara la crítica que has hecho, ¿dónde está el problema? Si te refieres a lo que dice de la tercera parte, estoy de acuerdo. No seguir algo con menos constancia es como decir seguirlo con la misma constancia. Creo que, puesto que en la tercera parte habla de la moral provisional, no se debería mezclar con la llegada al cogito. Según entiendo, lo que dice Descartes es que en la vida práctica hay cuestiones que no permiten demora y que debe decidir por alguna de las opciones existentes. Así, si ninguna de las opciones le parece convincente, da igual, porque se tiene que decidir por alguna de ellas y, elija la que elija no le va a resultar segura, porque no ve a ninguna como convincente. No obstante, aunque no le resulte convincente, aunque le parezca dudosa, la tiene que seguir con constancia, porque es la opción que ha elegido y creo que es a eso a lo que se refiere

Por cierto el ejemplo del bosque me parece muy bueno y no me había dado cuenta de que estaba xDD