aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

jueves, 14 de febrero de 2008

Descartes, Discurso del Método (Ed.Diálogo), Parte IV, 3

3. Relaciona y distingue los términos: duda, creencia, certeza


El objetivo de Descartes es conseguir un conocimiento seguro, estable, irrebatible y sólido frente a cualquier duda; ¿pero, como empezar el camino hacia ese conocimiento?

Descartes piensa que para llegar al verdadero conocimiento, a una verdad absoluta, la cual no dé lugar a ningún tipo de vacilación o incertidumbre; primero, debe purificar su pensamiento eliminando de éste cualquier idea, creencia u opinión que tengamos; para así someterlos a la duda y a la crítica asegurándonos que son totalmente reales y que no nos llevarán al engaño.

Luego el término duda, hace regencia al proceso que lleva a cabo el pensamiento, al someter a la crítica y al análisis cualquier tipo de juicios que tengamos dentro de él, los cuales han sido considerados como verdaderos hasta entonces, aunque dieran lugar a confusiones y ambigüedades, pues no eran claros ni distintos; como realmente es cualquier certeza.

En este sentido, podemos ver como las creencias u opiniones también dejan de formar parte del conocimiento que tomaremos por verdadero, pues éstas, según Descartes son pensamientos no sometidos a ningún tipo de prueba o reflexión, es decir no han sido subordinados al proceso de la duda metódica para que puedan ser aceptadas como evidencias o certezas.

Como podemos ver, para alcanzar este conocimiento debemos seguir un proceso conocido como la duda metódica, mediante el cual llegaremos a una certeza absoluta es decir, a aquel conocimiento auténtico que estábamos buscando para establecer otras verdades, que cumplan siempre la condición de claridad y distinción mediante razonamientos deductivos.

Diana de la Torre

------------------

Descartes siente un desengaño producido por los estudios que había realizado, el principio de autoridad aristotélica, vigente en la época, le había llevado a aceptar una serie de verdades como ciertas sin haberlas comprobado personalmente. Descartes se siente engañado por los conocimientos que había adquirido hasta entonces y es, la necesidad de un método, lo que se convierte para él en una auténtica obsesión. El fracaso de los filósofos anteriores es para él el no haber sabido encontrar un método para su filosofía. Descartes plantea el método como solución al conocimiento, propone el método como solución a la búsqueda de la realidad absoluta, y, junto con la duda cartesiana (bastante importante en el método) intenta dar solución al verdadero conocimiento.El método se caracteriza por el uso de la razón frente a los sentidos. Es esto lo que establece seguridad a este método a la hora de fundar el conocimiento. La duda cartesiana es el punto de partida del pensamiento y consiste en criticar las creencias adquiridas, considerando como falso, en principio, todo aquello en lo que pueda darse la mínima posibilidad de error. Para Descartes es el medio para encontrar la verdad universal, la certeza. El resultado de la duda cartesiana establecida por Descartes posee la finalidad de quedarnos con el verdadero conocimiento de la realidad. A través de la duda se descarta todo aquel conocimiento falso, por lo que el resultado de la duda es el de rechazar los falsos conocimientos, abriéndonos camino a la verdad universal, a la certeza.

Comentario del comentario por Estela Cózar

6 comentarios:

José Ferrale dijo...

Pregunto:

Si Descartes somete a duda también las creencias... ¿Qué sucede con la creencia en la fé católica que tanto defiende?

Oscar dijo...

El no cree en Dios, "sabe que Dios existe" (no soy componente de ninguna secat eh) ya que lo "demuestra" con los tres argumentos del ejercicio 10. Un saludo. Es la çunica manera que puedo entender para que ambas cosas no se contradigan.

Anónimo dijo...

Anna:

Yo creo que no son lo mismo los conocimientos que creemos tener acerca del mundo yde nosotros mismos que creer en la existencia de Dios. Si eres católico, crees en Dios, si no, no serías creyente. Osea que si Descartes se considera creyente, no debería dudar de la existencia de Dios y yo pienso que no lo hace. Él tiene claro que Dios existe (o eso nos dice) pero lo que quiere es demostrarselo a los demás para que vean que es así. Y por esto la argumentació de la existencia de Dios, que además le viene muy bien para después...
Además, descartes no se podía cuestionar la existencia de Dios, si habían matado a Galileo por decir que la tierra giraba alrededor del sol, ¿qué le harían a Descartes si dudase de la existencia de Dios y de la iglésia?

Ahí queda eso xDD

Auu

Oscar dijo...

Muy bien explicado Annnnnnna!
Si no hubieses puesto el ultimo parrafo t hubiese preguntado si entonces estaria traicionando su método (lo de que hay que someter todo a duda) pero pensando en la situación de la época... es normal que no se quisiese arriesgar. Me ha gustado tu argumentación jejee.
Dew...

J. Ferrale dijo...

Sólo tengo una cosa que objetar [Y la sra. De La Virgen estará de acuerdo conmigo]: Iglesia no lleva tilde Anna, xD

Oscar Fernández dijo...

Como bien se dijo,
Descartes no duda de Dios, pero es un hecho la existencia de escépticos que sí lo hacen. El argumento de la existencia de Dios sería para convencer a los escépticos.

Así que, en términos generales -lo que estamos viendo del autor-, podemos decir que Descartes somete a la duda a todo. Creo que, en cuanto a modo de proceder, es muy sólido. Otra cosa es que alguna de sus argumentaciones no termine de convencer.

Pero el muy Renato se lo curró, no?