aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

domingo, 10 de febrero de 2008

Discurso del método, SEGUNDA PARTE, por Laura Herrera y José Ferrale


En esta segunda parte, Descartes nos muestra el por qué de la elaboración de un método para la filosofía. Según su opinión la filoosofía se ha alejado de su verdadero camino de conocimiento que es necesario un método para poder volver a la senda correcta. Sin embargo nos repite constantemente que este método no ha de ser implantado y seguido por todos, sino que es un método que él ha encontrado y que le ha servido, salvándose así la espalda ante las posibles réplicas de la iglesia en una época tan convulsa como en la que fue escrito el discurso del método. Sus argumentos son los siguientes:

· La pluralidad de las ciencias:

Si en una ciencia muchos hombres opinan, crean varias hipótesis lo cual creará más dudas y con ello menor grado de perfección.

En el texto, utiliza cierta metáfora para hacer referencia a este argumento, esta metáfora es la de la creación de obras, pues bien dice que, "a menudo no hay tanta perfección en las obras compuestas de varias piezas y realizadas por la mano de distintos hombres como en aquellas en que uno solo ha trabajado".

·La parálisis mental (epojé):

La cual lleva a bloquear a los escépticos, por lo que siempre se quedarán en la duda. Es ésta una de las causas por las que se quiere crear un método que, mediante una serie de pautas poder llegar a una verdad sin dejarnos paralizar por la duda. Es decir: Descartes utiliza la misma duda escéptica en su método, pero sólo como sistema para llegar a un primera verdad tan clara que ningún argumento esceptico sea capaz de tumbar.

También hace referencia a aquéllos que no pueden seguir el método por dos razones: Ya sea porque son demasiado precipitados y sin duda aceptarían demasiado pronto una sentencia como verdadera sin haberla analizado a fondo, tanto como aquéllos que son menos capaces mentalmente y por lo tanto deben seguir las opiniones de los demás.


Posteriormente Descartes describe el proceso seguido para la elaboración del método, el cual consta de las siguientes reglas o máximas:

- Evidencia: Para empezar el método, debemos tener claro que no tomaremos como verdadero nada que no sea evidente.

- Análisis: Deberemos examinar y separar en pequeños grupos aquéllo que más adelante intentaremos resolver, es por eso que debemos separarlo en grupos cada vez menos complejos hasta obtener los más sencillos posibles.

- Deducción: Una vez separados, hemos de resolverlos. Siempre empezaremos por los más simples y interrelacionándolos acabaremos por formar los más complejos.

- Enumeración: Una vez estudiado los distintos grupos, tenemos que repasarlos para darnos cuenta que no nos hemos equivocado en nada y que podemos estar seguros de dicho procedimiento.


Para una explicación más comprensible del método, podemos poner como ejemplo una ecuación, la cual resolvemos mediante una serie de procedimientos o lo que sería lo mismo, mediante un método. Siempre empezamos separando una ecuación según sus paréntesis...y sabiendo las reglas, empezamos por lo que primero hemos de resolver, de grupos menos complejos a los más difíciles. Una vez hecha, lo normal es repasarla para comprobar que en nada nos hemos equivocado y como resutado tenemos una verdad demostrada que nadie puede derribar.

Todo este proceso (es decir, el método) está basado en las matemáticas, concretamente en la geometría euclidiana.


Laura Herrera y José Ferrale

No hay comentarios: