aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

miércoles, 11 de noviembre de 2009

7. Explica qué es una idea, por NOELIA CASTILLO


Se sabe que Platón no acepta a los sentidos como fuente fiable de percibir la información, ya que la materia (sic) que recibimos mediante ellos está en continuo cambio,
pues es material que está sometido al mundo físico. Si está en continuo cambio seguramente no podamos conocer la verdad en ese aspecto, porque no llega a existir, no es estable. En cambio, lo inteligible y estable que Platón llamaría "verdad absoluta" no se percibe a través de los sentidos, pero sabemos que es real -como la Bondad-, y de esta manera sí es posible que sea conocido. Si para Platón la realidad no varía, por tanto lo material no es real, y Platón niega su existencia. Entonces nos preguntamos, si la verdad existe, existen realidades, únicas sin ningún tipo de variación.

Una Idea es una realidad eterna que ha estado siempre y estará durante toda la existencia, inmutable, sin transformaciones, y no material, pues sabemos que es real y, por tanto existe. Cabe diferenciar a continuación, cuando una Idea lo es, o no (sic). El concepto de Idea se aprende con la inteligencia y con mucho esfuerzo.

Como ya hemos dicho, los sentidos no nos proporciona la definición de la Idea en sí, sino que nos da a conocer su representación en copias, ya que si originalmente no existiera la Idea de tal representación, no podríamos entender dicha imitación. Por ejemplo, no podemos entender que una persona actúa con buena intención si no conocemos la Idea de Bondad. También sabemos que la Idea de Bondad existe aunque las buenas formas de actuar con el paso del tiempo y el cambio de las culturas varían, pero sabemos que la Idea no deja ni dejará nunca de existir. Tampoco sabemos si dentro de muchos años la representación de la Bondad será igual que en el presente, porque dependerá del paso de las generaciones y el avance del mundo y otras circunstancias. Pero Platón tiene certeza de que la Idea de Bondad siempre existirá, independientemente de su manera de ser imitada.

Además, hay que señalar que los conceptos contrarios a la Idea del Bien, la Justicia o la Belleza, por ejemplo, -el mal, la justicia o la fealdad en estos casos-, no pueden ser llamadas Ideas, sino que están lejos o participan muy poco de dicha Idea. En el momento en que distingamos entre lo que es Idea o no, será entonces cuando alcanzaremos el concepto platónico correcto de las Ideas.

Por NOELIA CASTILLO, 2º Batx.

4 comentarios:

Oscar Fernández dijo...

Insisto en que el hecho de que se publiquen aquí estos comentarios no significa que sean "ideales" en sentido platónico, o sea perfectos.
Más bien se trata de propuestas de compañer@s vuestr@s que pueden ser mejoradas y es de agradecer que se presten a ello. Es bastante lo que nos queda por recorrer y nos resultará más fácil si nos ayudamos unos a otros.

Cuando aparece "(sic)" es una llamada que os hago yo para que os fijéis, pues lo más seguro es que haya ahí algo raro, para que no lo deis por bueno. Pero el trabajo fino de hacer propuestas y mejoras os lo dejo a vosotros, que ya os estáis haciendo un poco de rogar.

En este caso, del texto de Noelia yo destacaría lo que le ha comenzado arrancar. Fijaos cómo el empezar sin claridad hace que se compliquen las cosas. Que alguien proponga una línea argumentativa más clara.

Ignacio dijo...

Falta añadir que las Ideas son subsistentes, es decir, que no dependen ontológicamente de nada sino que existen por ellas mismas.

Ignacio dijo...

Tu no recibes materia a través de los sentidos sino que recibes información de la materia.

Oscar Fernández dijo...

O más sencillo aún, sin meternos mucho con la materia: recibimos información a través de los sentidos de un mundo sensible que está en continuo cambio. Esas sensaciones pueden provenir de algo que no tiene por qué ser material, como por ejemplo el calor.