aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

miércoles, 2 de noviembre de 2011

CON·FUSION, por Ana Lozano



El mismo Platón,humano como nosotros está compuesto de la fusión del cuerpo y el alma , algo que permanece unido durante la vida,pero en realidad está a una distancia incalculable , tanta en realidad que el cuerpo ni si quiera existe.

A través de nuestro cuerpo podemos percibir gracias a los sentidos  todo aquello de nuestro entorno,podemos ver cosas , tocarlas, olerlas... , y observar como las cosas van evolucionando y cambiando y lo mas curioso es que ni si quiera existen. Todo que podemos perciBir a través de los sentidos, todo lo sensible es pura imitación de lo que se consideraria la realidad , que solo pertence al mundo intelegible al cual no podemos llegar de un modo físico .

Así que para poder llegar al mundo real debemos recurrir al conocimiento, que reside dentro del alma,la cual ya preexistia anteriormente en el mundo intelegible y es por tanto una cosa que permanece eterna he inmutable.. estas son las propiedades que adquiere un elemento que realmente existe, el perdurar eterno he inalterable , propiedades que no puede adquirir ningun ente del mundo sensible o físico , por lo cual solo podemos acceder al mundo real a través del conocimiento o el alma, y quien habita en el son las ideas.

Así Platón rechaza el cuerpo y lo material y acoGe el alma con sus funciones y características,y presenta una estructura del alma que consta de tres partes ; la parte racional  , donde la persona que adquiere los verdaderos conocimientos y la sabiduria puede distinguir lo verdadero y lo bueno, por otra parte nos muestra la parte irascible ,donde se encuentran las emociones, parte perturbable y en tercer lugar la parte apetitiva que es la que mÁs nos ata a los bienes materiales. Pero existe un conflico entre la parte emocional y la racional, aquello que se debe, y lo que se quiere.

 Así que el conocimiento es la base para poder distinguir la realidad de lo que parece serlo,solo a través de el es como podemos quitarnos los grilletes y salir de la caverna,dejar atrÁs la ignorancia y alcanzar la virtud , dónde reside la felicidad y el como alcanzarla, como tambien la armonía la cual se precede del conocimiento de la idea de justicia , así como la idea de bien la cual es la que da sentido al resto de ideas y el orden de la sociedad o estado, solo a partir de la idea de bien podríamos obtener el conocimiento absoluto.

A pesar del tiempo en el cual Platón desarolla su pensamiento , en tal siglo tanto la política como la educacíon eran vitales en Atenas para llegar a ser un individuo completo, por ello solo la gente con mÁs poder adquisitivo era la que podía permitirse tal educación. Platón tuVo su gran maestro Sócrates el cual le enseño valores auténticos y el tenia como referente, y su muerte motivó para darse cuenta de lo que en realidad quería demostrar, tras ver que en lo que iba a convertirse y no quería formar parte de algo que no le parecía justo por lo tanto creo como sería un estado ideal, en el cual la justicia proporcionaría aromonía y todo se basaria entorno a la idea de bien ,la cual solo tienen los filosofos y propone la idea del filÓsofo-gobernante.

El estado se dividiría en tres escalones fundamentales que estarían formados por tres grupos distintos de personas, en el último escalon se situarian los productores, aquellas personas  que priorizan lo material, en el segundo escalón los guardianes, caracterizados por la valentía, los sentimientos qe residen en este escalon son los que mueven a estos individuos, y en la cima de la pirÁmide encontrarÍamos los gobernantes, o-sea los filÓsofos.

1 comentario:

Oscar Fernández dijo...

Hemos hablado en clase de la importancia del estilo, de que ha de ser un texto académico. Para preparar el examen es otro el tipo de discurso que hemos de practicar, el de relacionar las argumentaciones, algo más -como digo- académico.

No es que esto no esté bien, que sí que lo está. No es que no sea otra forma de hacer filosofía, que sí que lo es. Pero ahora no nos vale.

A Ana le he pedido ya hace tiempo (y digo esto para insistir ahora otra vez) relatos para tener algo de otro aire de cuando en cuando. Pero también textos para preparar el examen.