aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

martes, 1 de noviembre de 2011

8. Diferencia entre realidad inteligible y realidad sensible, por José V. Fajardo



Según la ontología de Platón, se pueden diferenciar dos niveles de realidad en los que es posible su comprensión. Estos niveles consistirían en el mundo sensible y en el mundo inteligible.
La realidad inteligible consiste en el mundo de las Ideas. Dentro de este mundo o realidad podemos encontrar dos subniveles. El primer subnivel sería el de los objetos matemáticos, que son múltiples, i el segundo i más real, el de las Ideas. Las Ideas serían más reales que los objetos matemáticos ya que estos últimos presentan pluralidad cuando las Ideas son únicas.
Adentrándonos más en la realidad de las Ideas, podemos encontrar otros dos subniveles. Uno que consiste en la Idea de Bien (máxima realidad) , y otro que consistiría en el resto de las Ideas. El resto de las Ideas son menos reales que la Idea de Bien debido a que surgen de esta última, y por tanto se situan a un nivel inferior de realidad.
La realidad sensible está constituida por el mundo de los objetos sensibles, que son percibidos mediante los sentidos e imitan a las Ideas. Debido a que son múltiples y cambiantes, la realidad sensible se sitúa por debajo de la realidad inteligible. Dentro de la realidad sensible, se considera a un objeto más real cuanto mejor imite a la Idea que representa, y menos real cuanto peor lo haga. Además, también podemos observar objetos que se sitúan entre el ser y la nada, a lo que llamamos el devenir. Este tipo de objetos forman parte de una realidad intermedia  y por lo tanto una forma más incosistente de realidad que la realidad inteligible.
En conclusión, debido a que los objetos están formados por un material incosistente (mito de Demiurgo), no imitan a la perfección a las Ideas que representan. Por lo tanto, para llegar a la realidad absoluta debemos observar mediante los sentidos a estos objetos imperfectos que son la sombra de lo auténticamente real, y posteriormente usar la razón para llegar a obtener el conocimiento sobre las Ideas, que representan el mundo inteligible, y por último la Idea de Bien, de la que surge toda realidad, y pasar así de la opinión al conocimiento.

1 comentario:

Mengod dijo...

Yo creo que está bien... nombras el demiurgo, la idea de bien, lo ordenas todo y nos lo explicas, para mi es un buen trabajo....