aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

martes, 1 de noviembre de 2011

Antropología y Psicología en Platón, por Sheila Judirías


Platón diferencia el ser humano en dos partes: cuerpo y alma. Esto es lo que se conoce como dualismo antropológico. Los pitagóricos defendían también esta idea. Las características del alma y el cuerpo son las siguientes:

El alma es inmortal, pero es lo que nos forma como personas, nuestro "yo". Ésta se divide en tres partes: racional, irascible y apetitiva. La racional es donde se encuentra la inteligencia, reside en la cabeza. La irascible es donde se encuentran los sentimientos, reside en el pecho. Y la apetitiva es donde se encuentran los deseos humanos, reside en el bajo vientre.

Con lo cual, el lugar del alma es el mundo de las Ideas, en el que ha preexistido. Esto se conoce como teoría de la reminiscencia, defendida también por los sofistas, la cual afirma que conocer es recordar, lo que quiere decir que nuestra alma se reencarna habiendo conocido el mundo de las Ideas, y lo único que debe hacer es recordarlo con una buena educación. Además, la educación está enteramente al servicio de la organización de la sociedad y de la vida política; uno de sus objetivos es formar a los individuos justos, destinados a gobernar, como Platón bien explica en la Carta VII. En resumen, la educación debe conseguir enfocar su alma a la contemplación de las Ideas eternas, y en consecuencia, al conocimiento del Bien, ya que para ser un filósofo-gobernante se requiere el arte de la justicia, que sólo puede alcanzarse mediante la filosofía y preparar las matemáticas, algo fundamental. Con lo cual, la Idea de Bien gobierna, rige el mundo de las Ideas, y el mundo visible. AMONTONADO.

Volviendo al principio; la segunda parte del ser humano es el cuerpo, la cual, al contrario del alma, es mortal. Platón rechaza el cuerpo, lo define como cárcel del alma y se centra muchísimo más en el alma. Y, bien, ¿por qué existe la división del alma en tres partes? porque a partir de ésta división, Platón nos explica dos aspectos de la psicología humana:

Por una parte, un aspecto es que en el alma luchan la razón, las pasiones y los deseos materiales, ya que el ser humano se encuentra diariamente en este conflicto.

Por otra parte, esta división permite a Platón explicar que hay una parte del alma que tiende a la razón, otra que se deja dominar por sus pasiones y otra en la que dominan los deseos sobre la razón y las pasiones.

Platón utilizaría así la antropología y la psicología, dos conceptos totalmente unidos, ya que en la antropología se explica la psicología de las partes en las que se divide el ser humano, para explicarnos cómo estamos formanos, y sobre todo que el alma es la parte principal y preexiste, por tanto debemos dedicarnos a recorrer el camino hacia una buena educación.


1 comentario:

Oscar Fernández dijo...

En las primeras líneas hay que ir a lo central, a lo importante. No vale con empezar a escribir y "espera que te lo cuento todo cuando haya terminado". En el manejo de la información que se nos pide hay que ser capaz de explicar de forma clara y resumida, al comienzo, qué es lo más importante de todo lo que vamos a decir.

Dicho de otra manera, no todo es igual de importante y quien tiene que hacer la distribución de la información es el que escribe, no el que lee.

¿Tú pondrías a los jugadores de un equipo de lo que sea en una posición determinada de forma aleatoria o porque tienen determinadas características? Pues eso.

O sea, un plan de trabajo claro por anticipado.

Amontonado, demasiada prisa por colocar otros temas, que no han de ir en un sitio todos a la vez, sino un poco más repartidos. Faltan elementos, como el intelectualismo moral, pero sobre todo el haber terminado de digerir la información y luego presenarla,

Pero bien, que estos ejercicios son para darnos cuenta de esas cosas.