aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 10 de octubre de 2011

El intelectualismo moral, por Lorena Martínez



Para Sócrates, la virtud consiste en el conocimiento. Ésta es la teoría que propone el
maestro de Platón, el intelectualismo moral, que se basa en tres principios:

-La virtud es conocimiento. Aquí Sócrates nos dice que una persona no puede ser justa
o buena si no conoce qué es la justicia o el bien, es decir, sin conocimiento no puede
haber virtud.

-El vicio es ignorancia. Una persona, pensando en su propio bien, puede obrar mal 
creyendo que, en realidad, lo está haciendo bien, está haciendo lo mejor para él, cuando 
no es así. La ignorancia del bien te puede llevar al vicio y a obrar mal.

-Nadie obra mal a sabiendas. Según Sócrates, si alguien conoce la justicia o el bien, 
tiene que obrar justamente, necesariamente. No puedes conocer la justicia y obrar 
injustamente, o conocer el bien y obrar mal, pues entonces no tienes un verdadero 
conocimiento de la justicia y el bien, no sabes realmente lo que es.

Platón aceptará de su maestro el intelectualismo moral, que aplicará también en el 
terreno de la política -ya que, como el propio filósofo confesó en su Carta VII, solo a 
través de la filosofía se podría encontrar el remedio a los problemas políticos de la 
época.

Así llegamos hasta la teoría del filósofo-gobernante de Platón. Según él, el total 
conocimiento de lo que es justo y bueno sólo puede proporcionarlo la filosofía, y es 
imprescindible que los gobernantes lleguen a esto para gobernar la ciudad con justicia y 
para ir por el buen camino de la vida y no dejarse llevar por la riqueza o los honores, tal 
y como habían hecho hasta la fecha los políticos de su tiempo. Por eso, y para poder 
llegar a crear un Estado justo y cohesionado, era necesario –para Platón- que los 
gobernantes fueran filósofos, puesto que éstos son los únicos que podían llegar a ser 
hombres virtuosos y sabios, capaces de dirigir y gobernar bien una sociedad. Tal y 
como dice la teoría del intelectualismo moral, sólo aquellos que han comprendido el 
bien y la justicia pueden ser justos y buenos, y éstos eran, para el discípulo de Sócrates, 
los filósofos.

En resumen, para alcanzar el Estado ideal que propone Platón es necesario que hayan 
unos buenos gobernantes, gente capaz de dirigir una sociedad, que conozcan el 
verdadero significado de justicia y bien, y por tanto obren justamente; 
hombres virtuosos y sabios, gobernantes perfectos: los filósofos.
-----------------------------------
Muy bien, esto ya va tomando color.
Fijaos cómo no ha puesto nada que no hayamos visto de varias maneras en clase, pero la estructura y sobre todo el lenguaje hacen que el texto hable bien por sí mismo. 
A medida que vamos teniendo más información el ejercicio se hace más complicado y precisamente por eso es importante el probarlo en pequeño.

No hay comentarios: