aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

miércoles, 12 de octubre de 2011

Platón, el último sofista, por Marcos Peña



Los sofistas: los grandes prostitutos del espíritu (Según Platón).También llamados educadores, creados a partir de la democracia ateniense ante la necesidad de educar al pueblo llano para poder llegar al poder político o aspirar a alcanzar el éxito social, para lograr estos objetivos la principal herramienta según ellos es convencer y persuadir mediante la palabra, cuando todos pensamos convencer nos debería venir a la mente el concepto de verdad ya que el único medio para convencer debería ser la verdad pero sin embargo para los sofistas no importa el hecho de no decir la verdad ya que lo que quieren es cumplir un objetivo y al fin y al cabo la verdad es relativa o inexistente. Ante este último concepto muchos sofistas presumían de una gran capacidad oratoria y de tener el poder de convencer al pueblo de algo para después convencerlo de lo contrario.
Irreconocibles uno a uno pero fijándonos en las características individuales rápidamente los podemos clasificar ya que poseen características comunes:
1-Educación: podríamos reconocerles como los primeros tutores serios de la historia ya que algunos se dedican a transmitir sus conocimientos oralmente a cambio de una suma de dinero que variara según la reputación del tutor.
2-Extranjeros: todos son extranjeros con lo que supondrá un impedimento para la práctica directa de la política ya que recordamos que los extranjeros carecen de derecho de participar en la asamblea.
3-Enemigos: de sectores más conservadores.
No podríamos definir a Platón como el mayor fan de los sofistas básicamente rechaza todas las teorías de estos al considerarlos unos farsantes por el hecho de convencer y persuadir a la gente y cobrar dinero por ello, pero en la actualidad la Sofistica está muy bien valorada al creer que aportÓ ideas absolutamente innovadoras para la época. Ideas como: el parecer de mi verdad es la única verdad, esta frase pertenece a la teoría relativista y viene a decir que lo que parece verdad es la verdad, no hay diferencia. Lo mismo es ser y parecer, en cambio Platón afirma que el conocimiento simplemente es opinión. No solo llegaban a decir que no había verdad verdadera sino que llegaban más allá argumentando que era imposible saber con certeza la realidad por lo tanto era imposible saber la verdad ya que nuestro lenguaje es tan amplio y frondoso que nunca se podrá reflejar la realidad (Escepticismo). Actualmente podemos ver como estos conceptos quedan atrás y podemos deducir que están condicionados por una época y por una sociedad es lo que los Sofistas llamarían convencionalismo. Acabando ojalÁ este trabajo sea visto con buenos ojos por todo el pueblo ya que si es así podríamos llegar a pensar que este trabajo es verdaderamente justo y bueno sin pararnos a reflexionar… por lo menos esto es lo que dirían los sofistas atendiendo a la teoría del empirismo político al contrario que Platón que prefiere pararse y mirar una cosa dos veces antes de juzgarla.
En resumen Platón está en desacuerdo con todo lo que los sofistas alegan pero sin embargo Platón está más unido a los sofistas de lo que nos pensamos porque si nos paramos a ver dos veces el contenido de la filosofía de Platón nos daremos cuenta que es una contestación a todas las teorías sofistas que tanto rechaza. 
---------------------
Bien el esfuerzo de comprensión, busca más claridad en la presentación. Quieres decir demasiadas cosas en poco tiempo y las cuestiones se amontonan. Desarróllalas.
Y pon más comas. 
Lo que se ha de hacer va en esa línea, pero cuida cómo lo dices.

No hay comentarios: