aquí sí que se encuentras lo que buscas en el blog

lunes, 31 de octubre de 2011

Epistemología, por Rubén Gironés


La epistemología se encarga, principalmente, del conocimiento (mundo inteligible) y de la opinión (mundo sensible), la ontología se encarga del mundo inteligible (conocimiento) y el mundo sensible (opinión). Platón, incluso destaca un dualismo epistemológico entre el conocimiento (episteme) y la opinión (doxa). Dentro de la epistemología, Platón se encargo de desarrollar la teoría de la reminiscencia que guarda relación con el alma inmutable.

Para el mundo inteligible, Platón plantea que la única manera de poder comprender el mundo inteligible es a través del conocimiento o episteme, ya que el mundo inteligible es inmutable, fiable y objetivo, es decir, no cambia y se mantiene igual en el tiempo. La fuente principal es la inteligencia (las Ideas). Para Platón hay que dirigir el alma hacía la realidad, compuesta del mundo inteligible por el camino del conocimiento. Por ejemplo: el prisionero que se ha liberado y ha conseguido visualizar el exterior de la caverna (mito de la caverna).
Para el mundo sensible, Platón lo considera un nivel inferior porque el mundo sensible no puede ser investigado para hallar conocimiento, sino para hallar opinión o doxa. Para Platón, el mundo sensible no transmite conocimiento VERDADERO porque el método de investigación se halla en los sentidos. Los sentidos no son buenos instrumentos de investigación porque no son fiables, visualizan la superficie y no profundizan, por ello el conocimiento que se recibe no se acerca al mundo de las Ideas. Este tipo de investigación lo utilizaban los filósofos de la Naturaleza. Por ejemplo: la visión que tienen los prisioneros que siguen encadenados dentro de la caverna (mito de la caverna).
El dualismo epistemológico consiste en los datos anteriores aportados, principalmente, los datos del conocimiento y la opinión. Platón realizo la llamada “Símil de la Línea” en el que intervienen la ontología y la epistemología. Se distingue entre lo menos real [lo visible (imágenes y objetos físicos y fabricados)] y lo más real [lo inteligible (objetos matemáticos e Ideas)] junto con, lo menos claro [opinión (imaginación y creencia)] y lo más claro [conocimiento (pensamiento e inteligencia)].
Para Platón, la reminiscencia es recordar para conocer. Esto se le atribuye al alma, portadora del conocimiento absoluto de las Ideas, ya que el alma ha preexistido en el mundo de las Ideas. Pero el alma viaja del mundo inteligible al mundo sensible, eso sí, durante el viaje, el alma va tapando esos conocimientos quedando como un borroso recuerdo. Para Platón, el alma de cada persona, ya desde el nacimiento, guarda conocimientos oscuros y confusos, por ello, con una educación adecuada el conocimiento se va aclarando y, llegará el punto que conseguiremos contemplar las Ideas. Hay que recordar, que Platón tiene una concepción de dualismo antropológico entre cuerpo (cárcel del alma) y alma, esta última se divide en tres partes: racional (reside en la cabeza, reservada a los gobernantes-filósofos, sus virtudes son la sabiduría o la prudencia y se inspirarán en el orden y la armonía), irascible (reside en el pecho, reservada a los guardianes, su virtud es la valentía y reciben una educación especial basada en la gimnástica y la música) y apetitiva (reside debajo del estómago, reservada a los productores, su virtud es la moderación o templanza y es la parte más baja del alma).

La teoría epistemológica de Platón es un instrumento más para intentar alcanzar la Idea de bien, por cierto, la Idea de Bien es la cima de la pirámide, es decir, para llegar a la Idea de Bien hay que conocer todas las demás Ideas. Platón, en su época, llego a conocer la Idea de Bien porque era la persona con mayor conocimiento del mundo inteligible.

1 comentario:

Oscar Fernández dijo...

Empieza la segunda tanda, vamos allá.

Buena impresión general, aspecto de orden.
Ojo al principio, distingue con claridad el tema -epistemología- de lo que no lo es -ontología.
Busca dar continuidad a la redacción de esas mismas nociones, la forma es muy importante.
Bien como avance general. En vez de "guarda relación" intenta decir en dos palabras algo que defina esa relación, para que el corrector piense: "Éste sabe de lo que habla".
Muy bien intento de afinar la expresión. Veo más fallos de castellano que de platonés.
Ojo con la opinión, nos hace falta para llegar al conocimiento verdadero.
Recuerdo que el conocimiento de las ideas no es para todos.
Evitando paréntesis, que eso es pereza intelectual.

Resumiendo, buen esfuerzo de orden.
Afina más el castellano, pero que conste que ese "defecto" viene de hacer bien las cosas.
Falta mencionar los otros temas importantes.

Aquí es donde deberían aparecer los comentarios de los demás, afinando lo que he indicado y entrando en otros temas.